Cascada del Vino

Tramo de la Cascada del Vino, Venezuela

Pese a su nombre, no se trata de una cascada donde el vino mana mágicamente, pero sí hay una gran semejanza entre las curiosas aguas de este lugar y la apreciada bebida.

La cascada del Vino es un pequeño salto de agua, ubicado en el estado de Lara, que recibe su nombre por la notoria coloración muy similar a la del vino tinto que provoca una autentica impresión al verse posprimera vez. Pero este hecho no se debe a la contaminación o a algún problema ambiental, sino que es completamente natural, al deberse a la sustancia orgánica del acido tanico, el cual es vertido en el curso de agua a través de las raíces de los árboles que pueblan sus márgenes.

La Cascada propiamente dicha se encuentra dentro del Parque Nacional Dinira, que por su aislamiento y ausencia de poblaciones internas, a podido conservar en muy buen estado a los ecosistemas que allí existen.

Vista de la Cascada del Vino, Venezuela

La zona, geográficamente, es regida por la serranía de Barbacoa, por lo que algunas partes del terreno pueden ser algo accidentados, pero este también es uno de los hechos que han permitido al parque mantener una conservación envidiable.

Para llegar a este tranquilo y sorprendente lugar tomaremos la carretera Quíbor – El Tocuyo desde Barquisimento, y luego la ruta Panamericana, por la cual, luego de unos 45 minutos de viaje, llegaremos al pueblo de Barbacoa, que dista apenas unos 10 minutos del parque.

Más información: La Hundición de Yay

Te puede interesar

Categorías

Naturaleza

Absolut Venezuela

Toda la mejor información sobre Venezuela en Internet. Si quieres viajar a Venezula y aprovechar tus vacaciones al máximo entonces no te puedes perder nuestros artículos.

Un comentario

  1.   Oscar Oswaldo Hidalgo González dijo

    A pesar de estar en un lugar lejano e incómodo, por las accidentadas condiciones de la carretera, la gente lo visitaban mucho los fines de semana y, al terminar el Domingo, dejaban todo como el propio basurero. La mísma gente de Barbacoas lo limpiaban para beneplácito de los visitantes, hasta que se cansaron y no limpiaron más. llegaron unas lluvias y el torrencial desprendió una enorme roca que obstaculizaba el paso hacia la cascada y los funcionarios de I.N.PARQUES aprovecharon el suceso para no permitir el acceso hasta la cascada. Ahora está abierto el paso, pero hasta cierto número de visitantes por dia. Recomiendo hospedarse en el Glamping La Cepa, ubicado a orillas del pueblo de Barbacoas y a 5 minutos de la cascada. Si quieren más información, visiten su web-site.

Escribe un comentario