Conoce Monte Roraima

Mt_Roraima

Monte Roraima es un destino común para mochileros. Casi todos los que planean el ascenso se aproximan por el lado venezolano. La mayoría de los escaladores contratan un guía en el cercano pueblo de Paraitepui (“al tepui”). Partiendo desde una bifurcación desde carretera pavimentada, el corto camino de tierra hasta el pueblo, (aprox. 50 km) puede hacerse fácilmente mediante transporte todoterreno o con gran dificultad usando vehículos comunes, incluso si el estado del camino estuviera singularmente bueno.

Desde Paraitepui, a la mayoría de los aventureros les toma un día para alcanzar la base de la meseta, y otro para ascender por La Rampa, la escalera natural en la roca que llega directo a la cima, a la que ya se ha hecho referencia.

Otros dos días son típicamente necesarios para el regreso. Mucha gente pasa un día entero en el tope de la montaña, lo que totaliza cinco días de excursión. A pesar de que todo el camino de ascenso está bien marcado y transitado, es muy fácil perderse en la cima debido a que los pocos senderos existentes allí se tornan difusos, y la constante cobertura nubosa dificulta la toma de referencias visuales.

La única ruta abierta no técnica a la cima es la descrita; cualquier otra requerirá equipo de escalada especial y conocimiento práctico avanzado. La montaña fue coronada tanto desde Guyana y Brasil, siendo ambas sendas de escalada sobre roca de gran dificultad.

Alternativamente es posible contratar un viaje en helicóptero partiendo desde Santa Elena de Uairén, para sobrevolar o hacer pie en la mesa.

El Roraima es una meseta de arenisca que sobresale más de mil metros sobre las sabanas boscosas circundantes. Está ubicada en el extremo sudeste del Parque Nacional Canaima, de unos 30.000 km² . Es uno de los lugares de más antigua geología del planeta, remontándose hasta el Precámbrico, unos dos mil millones de años atrás.

Es además el punto más alto en un radio de 549.44 kilómetros. El vecino siguiente en tamaño es el cerro Marahuaca, hacia el oeste-sur-oeste. La altura promedio de la meseta es de unos 2.500 msnm, y sus paredes verticales dificultan enormemente el acceso. Sin embargo, Roraima fue el primero de los grandes tepuyes en ser ascendido: Sir Everard im Thurn trepó por sus laderas en 1884 a través de una rampa boscosa similar a una escalera adosada lateralmente a la pared de la meseta.

Los reportes de expediciones de la época victoriana a esta montaña inspiraron a sir Arthur Conan Doyle para escribir en 1912 su clásica novela de aventuras El mundo perdido, de la cual se han realizado varias versiones cinematográficas.

Te puede interesar

Escribe un comentario