8 lugares del mundo donde se rodó la saga Star Wars

Seguro que muchos de vosotros ya habéis visto Rogue One, el spin-off de Star Wars con el que Disney pretende contarnos la historia inédita en torno al robo de los planos de la Estrella de la Muerte. La cinta, protagonizada por Felicity Jones y Diego Luna, recaudó 155 millones de dólares en su primer fin de semana y nos confirmó de nuevo otra de las grandes virtudes de la saga galáctica: su capacidad para transportarnos, más concretamente a estos 8 lugares del mundo donde se rodó la saga Star Wars.

Comenzamos nuestra aventura con el Episodio IV: Una Nueva Esperanza para terminar con la reciente Rogue One. ¿Estás listo?

Matmata (Túnez)

Todos recordamos los pasos de un joven Luke Skywalker por el desierto del planeta Tatooine en la primera película de la saga, Una Nueva Esperanza, estrenada en 1977. Un páramo ocre cuyo origen cabe encontrarlo en el país de Túnez, más concretamente en el distrito de Tataouine (sí, habéis leído bien), donde encontramos un pueblo de viviendas trogloditas en las que viven los miembros bereberes conocido como Matmata, donde el hotel Sidi Driss fue también utilizado para la filmación de escenas del interior del hogar de los Skywalker. Estos escenarios también serían utilizados en el posterior Episodio I.

Glaciar Hardangerjøkulen (Noruega)

Uno de los momentos más épicos del, posiblemente, mejor episodio de toda la saga, El Imperio Contraataca, fue la batalla de Hoth en la que las tropas imperiales sorprendían a la base rebelde en este gélido planeta ficticio. Un escenario que realmente pertenecía al glaciar Hardangerjøkulen, junto a Finse, una ciudad alcanzable tomando el ferrocarril que une Oslo con Bergen. Tikal, la ciudad sagrada de los aztecas, en Guatemala, sirvió también como escenario para otra de las bases rebeldes, la Yavin IV, durante la película.

Valle de la Muerte (Estados Unidos)

Tatooine ha sido uno de los planetas más recurrentes en el universo Star Wars, siendo filmadas muchas escenas en Túnez pero también otras en el conocido Valle de la Muerte, en el estado de California, el área más baja y seca de toda Norteamérica. En este lugar no solo fueron filmadas algunas escenas del Episodio IV sino también del VI, El Retorno del Jedi, concretamente el ascenso de R2D2  y C-3po a la morada de Jabba el Hutt. Los bosques del condado conocido como Del Norte, en la misma California, sirvió también de escenario para el bosque de Endor en el que habitan los wookies.

Palacio de Caserta (Italia)

El Episodio I de Star Wars, La Amenaza Fantasma, fue el primer título de la nueva trilogía con la que George Lucas pretendía contarnos qué había pasado antes de las películas clásicas, y para ello nada mejor que volver a Tatooine y, con él, a Túnez, donde se filmaron varias escenas. En lo que respecta a Naboo, otro de los planetas de esta nueva entrega, el equipo se trasladó al sur de Italia,más concretamente al conocido Palacio de Caserta, lugar que sirvió para filmar varias escenas del Palacio Real de Naboo al que Qui-Gon Jinn, Obi-Wan Kennobi y Padmé Amidala llegaron clamando justicia.

Plaza de España (España)

Plaza de España de Sevilla, uno de los lugares del mundo donde se rodó la saga Star Wars.

Aunque apareció tan solo durante 2 minutos, la famosa Plaza de España de Sevilla sirvió como lugar de encuentro para los enamorados Anakin Skywalker y Padmé Amidala en la sede de Tatooine en el Episodio II de la saga, El Ataque de los Clones. Para la escena fueron contratados 50 figurantes, y aunque se acudió al retoque digital para conferirle un aspecto más fantástico, todos reconocimos la ciudad andaluza en cada uno de los fotogramas.

Phang Nga Bay (Tailandia)

El Episodio III de la saga, La Venganza de los Sith, fue estrenado en 2005 y se convirtió en la película más taquillera del año. Un buen broche a una trilogía no tan acertada según muchos en el que destinos asiáticos como China o Tailandia sirvieron de escenario para la batalla de Kashyyyk, una de las muchas libradas por Joda contra el Imperio antes de la victoria definitiva del Emperador. En las escenas, donde también aparecía Chewbacca, aparecían tanto las playas como las singulares montañas de caliza de Phan Nga Bay, cerca de la provincia de Phucket.

Skelling Islands (Irlanda)

Durante el 2016, ciertas islas situadas en la costa irlandesa de Kerry han recibido más visitas de lo normal gracias al estreno  del esperado Episodio VII: El Despertar de la Fuerza de la saga galáctica. Descritas por el poeta George Bernard Shaw como un lugar “increíble y loco”, las Skelling sirvieron de escenario para el momento final en el que Rey encuentra a Luke Skywalker. Otros lugares épicos como Islandia o Dubrovnik, en Croacia, sirvieron de escenarios de rodaje para la película.

Laamu Atoll (Maldivas)

Scarif se ha convertido, junto al planeta Jedha, en el lugar insignia de la última cinta del universo Star Wars, el spin-off Rogue One. En este planeta de palmeras, dunas y playas turquesas se haya la central en la que yacen los planos de la Estrella de la Muerte y la antena que puede transmitir el contenido al resto de los rebeldes. Un paraíso idílico perturbado por  las tropas imperiales cuyo escenario real cabe encontrarlo en el atolón Laamu , en el archipiélago indio de Maldivas.

Estos lugares del mundo donde se rodó la saga Star Wars nos permiten apreciar el poder de la Fuerza y de la saga más famosa de la historia del cine a través del turismo. Ahora solo falta esperar qué sorpresas nos deparará el Episodio VIII, el cual se estrenará en diciembre de 2017, o el spin-off de Han Solo, en 2018.

¿Qué te pareció Rogue One? ¿Has visitado alguno de estos lugares?

¿Necesitas ayuda con tu viaje?
Si estás preparando un viaje y quieres reservar un hotel al mejor precio, conseguir un vuelo barato o conseguir un coche de alquiler al mejor precio posible entonces estás de enhorabuena. Nuestra página te ofrece los mejores recursos para:
Reservar hotel Alquilar coche Reservar vuelo

Escribe un comentario