Maravillosa Puerto La Cruz

puerto-la-cruz

Una semana en Puerto La Cruz es de sol y arena, de cruceros por las islas al son de una banda tropical, de exploraciones submarinas, degustaciones gastronómicas y largas caminatas por el Paseo Colón.

La conjunción Barcelona-Puerto La Cruz puede ser considerada la gran metrópoli del oriente venezolano, con sus 500 mil habitaciones, un legado histórico de una población fundada en 1671 por catalanes -de ahí la denominación original de Barcelona del Dulce Nombre de Jesús-, centros de arte, museos, muchas tiendas donde curiosear y comprar, y una bohemia que espera en una docena de bares y pubs estratégicamente ubicados a lo largo del Paseo Colón y sus adyacencias.

La ciudad tiene cuatro marinas importantes e innumerables muelles en las islas vecinas. Para una estadía de una semana se puede planificar un itinerario que incluya uno o varios cruceros por las islas e islotes que forman parte del Parque Nacional Mochima, un recorrido por los lugares más interesantes de Barcelona y una visita agroturística a una de las fincas cercanas a Puerto La Cruz, al tiempo que se matiza cada noche descubriendo la vida nocturna que ofrecen los bares y restaurantes del Paseo Colón.

El paseo Colón es un boulevard de dos kilómetros de largo que bordea la Bahía de Pozuelos, considerada una de las bahías naturales más largas del mundo. Continuando por la costa se llega al Morro de Barcelona. En medio se encuentra el Complejo Turístico El Morro, uno de los desarrollos turísticos más ambiciosos de América Latina, que abarca 800 hectáreas de terreno surcado por unos 20 kilómetros de canales artificiales navegables.

Se divide en dos zonas: las acuavillas y la península del Morro. El recorrido es obligatorio ya que desde lo alto del Morro se ofrece una vista de la ciudad y de la bahía que no debe perderse, especialmente en el ocaso. Si desea pasar mayor tiempo recorriendo las islas e incluso pernoctar en los barcos, las agencias pueden organizar un crucero hasta la Isla La Tortuga, por ejemplo, o llevarlo por todo el Parque Nacional Mochima, un tesoro natural compuesto por 53 islas de variados tamaños y formas, aguas cristalinas, fondos de coral, manglares y arenas consideradas entre las más finas del planeta en playas escondidas ideales para excitar la imaginación del cualquiera.

Es así como Puerto La Cruz es considerada como punto de partida para todas las playas de la bien llamada Ruta del Sol, una carretera que va de Puerto Píritu hasta Cumaná.

Te puede interesar

Escribe un comentario