Tirinto ciudad de las grandes murallas

Tirinto o Tirinte ha sido designada en el 1999 como Paisaje Cultural Patrimonio Mundial de la Humanidad.
Está en un nomos griego en la Argólida en la península del Peloponeso, un poco al norte de Nauplia, es un asentamiento arqueológico micénico.
Desde el comienzo de la Edad del Bronce hace más 7.000 años, Tirinto fue una fortaleza encima de una colina.
Entre los años 1.400 al 1.200 a.C. fue cuando la ciudad tuvo su máximo esplendor, y fue cuando se realizaron las megas construcciones más famosas, como el palacio, los túneles o pasadizos, los dos anillos de murallas que por sus dimensiones las llamaron ciclópeas.
Por las inmensas murallas fue conocida por el epíteto homérico “Tirinto la de las grandes murallas”. También se cree que Hércules puede haber nacido allí.
El palacio de Tirinto estaba muy bien custodiado no sólo por su doble muralla, sino que la construcción había previsto que antes de llegar al pórtico de entrada al megaron, había que cruzar varios patios  en forma de H (propileas).
El megaron cuenta con un gran vestíbulo, habitación principal donde el trono estaba junto a la pared de la derecha, también tenía una chimenea en el centro y estaba rodeada de cuatro columnas de madera sobre base de piedras de estilo minoico, que tenían como cometido sostener el techo.
Esta hermosa ciudad a finales del período minoico luego dejó de tener importancia y fue abandonada. El geógrafo e historiador Pausanias visitó el lugar en el siglo II a.C., pero las excavaciones de la ciudad la realizaron recién en el año 1884-1885 por Schliemann, y  las excavaciones continúan hoy.
Un maravillosos fresco sobre la “Caza del  jabalí” del año 1.300 a.C. perteneciente al segundo palacio, está expuesto en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?