Tren Odontotos, un paseo entre Diakofto y Kalavrita

Tren de Diakofto a Kalavrita

La topografía de Grecia es montañosa, lo cual significa que enlazar distintas ciudades o regiones con el tren siempre ha sido una labor complicada. Aún así debemos recordar que Grecia fue el primer país del norte de Europa en tener un ferrocarril así que conviene recordarlo cuando pensamos que no hay tantos trenes como quisiéramos.

En Grecia hay trenes escénicos también, trenes que podes tomar como paseos para descubrir rincones del país que de otra manera nos sería dificultoso. Uno de los recorridos ferroviarios más hermosos de Grecia es el que une Diakofto con Kalavrita, uno de los tramos además más antiguos del país. Kalavrita es una muy bonita aldea que está a los pies del Monte Helmos, en la región del Peloponeso. Fue destruida y reconstruida por Adriano, el emperador romano, y los francos se hicieron con ella en el siglo XIII. De todo eso han quedado ruinas y uno de los mejores castillos medievales de Grecia.

Por su parte Diakofto es una ciudad costera sobre el Golfo de Corintio. La línea ferroviaria entre ambos sitos empezó a construirse en 1889. Fue una vía de trocha angosta que durante mucho tiempo fue de madera y piedra para se renovada recién en el siglo XXI. Es un tren pequeño y se conoce con el nombre de Tren Odontotos, dientes. Este bonito tren funciona todos los días, todo el año, y el recorrido dura una hora entre las dos terminales. Corre paralelo al río Vouraikos y sigue el trazado del cañón cruzando cascadas, acantilados, bosques de pinos y túneles.

El Tren Odontotos tiene vagones de factura francesa fabricados a mediados del siglo XX y alcanza una velocidad de 40 km/h. Comienza a funcionar a las 8:45 am desde Diakopto y desde Kalavrita a las 9:57 am. Cuesta 9 euros un viaje de ida y el de ida y vuelta 19 euros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?