30 años despues…

Gijón ya ha dado su primer paso para poder eliminar la dichosa barrera ferroviaria que ha separado a los vecinos de la ciudad, especialmente los de la zona de Laviada con la zona de Fomento por más de treinta años, pero todo eso ha llegado a su fin con esta actuación municipal.

Desde ayer se está a la espera para que por fin se ejecute el plan especial de vías, con una calle exclusivamente peatonal que permite el tránsito de peatones entre Sanz Crespo y el Museo del Ferrocarril, algo que es muy de agradecer, especialmente ahora que llega el buen tiempo y muchos gijoneses quieren ir a la playa sin tener que dar un rodeo como el que había que hacer antes.

Desde las administraciones implicadas en este asunto están barajando la posibilidad de incorporar este paso peatonal al proyecto de urbanización que se llevará a cabo en los diferentes terrenos resultantes del soterramiento ferroviario.

La calle recién inaugurada forma parte de los trabajos que se están realizando entre el Humedal y Moreda para así poder despejar la zona de vías, catenarias, estaciones y andenes, algo que se extenderá al menos hasta 2012, cuando esta zona de Gijón tenga otra cara.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *