8 playas del mundo que brillan por la noche

SONY DSC

Cuando hace unos años todos vimos la película de Avatar muchos de nosotros deseamos por un momento que los escenarios fluorescentes que el señor James Cameron nos presentaba en la película existieran de verdad en la Tierra. De hecho, más de un seguidor de la película tuvo serios problemas a la hora de afrontar el hecho de que, realmente, Pandora era un lugar de ficción y que la selvas de colores y demás paisajes de una geografía ambientada posiblemente nunca podrían existir.

Sin embargo, si exploramos ciertas playas de nuestro planeta a las que quizás nadie habría osado asomarse hace unos años encontraremos escenarios influidos de forma puntual por la bioluminiscencia, un fenómeno provocado por una especie de fitoplancton compuesto por unos microorganismos llamados dinoflagelados los cuales salpican de chispas y luces azules las costas de la Tierra confundiendo los cielos de estrellas con los marinos al caer el anochecer. Un espectáculo difícil de contemplar cuando se trata de sucumbir a los caprichos de la naturaleza pero que son posibles de avistar en ciertos momentos del año, especialmente si contratas excursiones locales en el mismo destino.

¿Quieres saber cuales son esas 8 playas del mundo que brillan por la noche?

Vaadhoo Beach (Maldivas)

La playa bioluminiscente más famosa del mundo yace en algún lugar escondido en el corazón del archipiélago de Maldivas y se llama Vaadhoo, un paraíso en el que más de un turista ha sido testigo de esas olas de neones azules bajo cielos estrellados. Lo curioso de esta playa reside en las manos de unos visitantes que al salpicar agua dejan una estela de destellos azules a ras de la arena, convirtiéndose en una estampa simplemente espectacular. La más famosa del plantel de playas del mundo que brillan por la noche.

La Cueva Azul (Malta)

Europa no escapa tampoco al efecto de la biolumiscencia, siendo el Mediterráneo una de las zonas con mayor presencia de reflejos azules en ciertas épocas del año en rincones apartados, de acceso algo más complicado para el turista. Uno de los mejores ejemplos es la conocida como Cueva Azul (o Blue Grotto) situada al sur de las islas de Malta, más concretamente en las inmediaciones del pueblo de Zurrieq.

Torrey Pines Beach (San Diego)

Durante los meses de verano, esta playa, también  famosa por la práctica e surf o  kitesurf, es ideal para atreverse a vislumbrar unas olas color azul eléctrico surgidas de forma casual en mitad de la noche. Torrey Pines Beach no es la única ensenada brillante de Estados Unidos, siendo la playa de Manasquan, en New Jersey, o Navarre Beach, en Florida otras dos playas para admirar biolumiscencia en el gigante yanki. De hecho, turismo de Florida ya ha advertido que ver este fenómeno ensus costas permite que los peces luzcan como cometas en un cielo oscuro. Maravilloso.

Bahía Mosquito (Puerto Rico)

Al sur de la isla de Vieques, la cual pertenece a Puerto Rico, se esconde la Bahía Mosquito, una laguna famosa por una bioluminiscencia se ha convertido en principal reclamo nocturno para el turista en forma de excursiones en kayak. Recientemente, la instalación de bombas utilizadas para limpiar las aguas residuales habría provocado la suspensión de este espectáculo, el cual también sucede en otras lagunas de la isla puertorriqueña. Pero no es el único lugar del Caribe que ha sucumbido a la bioluminiscencia.

Luminous Lagoon (Jamaica)

Puerto Rico no es el único exponente de una bioluminiscencia que durante el periodo colonial era concebida como la presencia del diablo por los exploradores españoles que llegaron al Nuevo Mundo, siendo Jamaica, más concretamente el Luminous Lagoon de Trewalny, zona famosa por ubicar la parroquia más grande del país de Bob Marley, lugar donde las aguas se tiñen de azul en ciertos períodos del año.

Holbox (México)

México es otro de esos países en los que la bioluminiscencia está presente en varios puntos de su geografía, siendo el más espectacular el de la isla de Holbox, en Quintana Roo. Una isla casi virgen cuyas playas se tiñen de colores azules y verdosos durante diversas épocas del año, especialmente en las de lluvia, y que se complementa con otros highlights luminosos como las playas de Campeche o la laguna de Manialtepec, a 15 kilómetros de Puerto Escondido.

Toyama Bay (Japón)

©Trip&Travel Blog

En esta bahía ubicada en Honshu, al norte de Japón, la bioluminiscencia tiene lugar gracias a la aparición del conocido como calamar luciérnaga, una especie que de marzo a junio asciende a la superficie proyectando los llamados fósforos azules que salpican su cuerpo, efecto que provoca que las aguas de esta playa se tiñan de burbujitas azules.

Gippsland Lakes (Australia)

El fotógrafo Phil Hart pasó varias noches merodeando por los lagos de Gippsland, un conjunto de marismas que bordean el lago Victoria situado al sur de Australia. Un recorrido que se saldó con el mayor ejemplo de bioluminiscencia visible estos lagos en el verano de 2008, fecha en la que Hart inmortalizó este espectáculo azul con su cámara.

Estas 8 playas del mundo que brillan por la noche son los mejore ejemplos de ese  efecto llamado bioluminiscencia que traslada el encanto de un escenario de ciencia ficción a nuestro propio planeta, aguardando a turistas intrépidos en busca de estos secretos azules.

¿Te atreves a adentrarte en estos sueños azules?

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Categorías

General

Alberto Piernas

Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *