Acantilados de Moher

Acantilados de Moher

Los Acantilados de Moher se encuentran en Irlanda. Debido a su belleza y a su historia, se sitúan como una de las principales atracciones de la zona. Como bien dice su nombre, es un lugar lleno de acantilados que vaya cayendo sobre el océano Atlántico y que combina la unión del mar y la tierra.

Cuentan con una extensión de unos 8 kilómetros y llegan hasta los 214 metros de altura. Estas estructuras rocosas naturales son las más antiguas de Irlanda. Su formación data del año 6000 a.c. Por todo ello y mucho más que hoy veremos, es uno de esos lugares que tendrás que visitar al menos una vez en la vida.

Cómo llegar a los Acantilados de Moher

Los Acantilados de Moher se encuentran justamente en la zona de la costa del condado de Clare. Podemos decir que se ubican a unos 75 kilómetros al sur de Galway. Desde ésta tendrás, aproximadamente, una hora y media de viaje hasta llegar a los acantilados. Si vas desde Dublín, tendrías que llegar hasta Galway, en la que estarás en unas dos horas y media. Todo esto pensando en llegar un coche, aunque hay que decir que el último trayecto hacia los acantilados es bastante complicado por las curvas que presenta.

Cómo llegar a los acantilados de moher

Así que, mucha gente opta por las excursiones. Más que nada porque saben que así no se perderán nada de este lugar y que tendrán el transporte que necesitan. Las más habituales salen a primera hora de la mañana desde Dublín y llegarán por la tarde. Los horarios del transporte público son más escasos de lo que pensamos y nos podría llevar bastante tiempo. Hasta Galway no tendremos problema, porque cuenta con buenas comunicaciones, pero la siguiente parte del camino hasta los acantilados, se complica de nuevo, porque se nos hará eterna la espera de los mismos.

El pueblo más cercano a los acantilados es Doolin. Es muy pequeño pero no por ello con menor encanto. Cuenta con lugares donde descansar o reponerte del viaje con una sabrosa pinta. Desde luego, es otra de las zonas a tener en cuenta de nuestro viaje hacia los Acantilados.

Qué nos encontraremos en los Acantilados

Sin duda, en esta zona nos encontraremos con uno de los paisajes naturales más hermosos. Como bien hemos comentado, son 8 kilómetros de belleza. Además, no cuentan con ese acabado recto que tenemos en mente de los acantilados. En este caso, van haciendo entrantes y salientes muy originales. En ocasiones hasta podremos divisar ciertos fragmentos de rocas más separadas de ellos.

Visita Acantilados de Moher

Comprobaremos la conexión de los tres colores fundamentales. Por un lado, el azul del mar, por otro el color más negruzco de la roca en sí y para terminar, el verde de la zona de hierba que se encuentra en la parte superior de los mismos. Los pájaros también han elegido una zona como ésta para anidar en alguno de sus huecos.

Cómo disfrutar plenamente de los Acantilados de Moher

Tenemos dos opciones principales para ello. Por un lado, será verlos a pie o en barco. Sí, porque desde el mar también podremos contemplar todo su esplendor.

Los acantilados a pie

Tendremos que llegar hasta la zona más alta y allí estará el centro de visitantes. Un lugar perfecto que te aportará toda la información necesaria de los acantilados. Partiendo de aquí, tendrás unos caminos bien señalizados y podrás alcanzar los miradores. Hasta los que están situados en la zona sur, tan solo tendremos que caminar durante unos 10 minutos. Será en ellos donde podrás disfrutar de las mejores vistas de las colonias de aves. Si seguimos el camino hacia la parte norte, nos vamos a encontrar con la Torre O´Brien. Es una torre circular de piedra en mitad de los acantilados. Construida en el año 1835 como mirador.

Transporte hasta los Acantilados de Moher

Los acantilados desde el mar

Otra opción es disfrutar de los acantilados desde el mar. Sin duda, es una nueva manera de poder aprovechar toda la belleza del lugar. En este caso, sí podrás ver las rocas que sobresalen y que son de lo más famosas. También las aves que se han anidado en ellas. Será en Doolin donde te encontrarás con un embarcadero de ferries. Desde ahí, partirá tu viaje turístico que durará una hora, aproximadamente. Hay que tener en cuenta que tendrá paradas en las zonas más importantes como en la roca Great Raven.

Los acantilados Moher en televisión

Cuando hablamos de un lugar como éste, está claro que su fama traspasa las fronteras. Tanto es así que no se queda en un mero lugar que acoge turistas cada día del año. Sino que también ha sido incluido en películas y hasta en vídeos musicales. La película “La princesa prometida” del año 1987 ya los introdujo como los acantilados de la locura. También para otra gran saga como es “Harry Potter”. En cuanto a la música, tanto el grupo Maroon 5 como Westlife o The Kelly Family lo han tenido muy presente en sus trabajos discográficos.

Torre O´Brien

Consejos a tener en cuenta

Uno de los principales consejos a tener en cuenta es el tiempo que podemos tener. No es de extrañar que la lluvia y el viento se den cita en un lugar como éste. Así que, siempre debemos de asegurarnos antes de llegar a la zona. Aún así, no está de más el ir provistos con ropa para poder protegernos de la lluvia. Evita el llevar paraguas porque te quedarás sin él. El viento en una zona como ésta seguro que se lo llevará por delante. Tampoco está de más que lleves alguna prenda para poder cambiarte en caso de ser necesario.

Entrada Torre O´Brien

Son muchas las personas que coinciden en que los días nublados tienen más belleza para el lugar. Siempre hay que seguir las indicaciones de los caminos así como sus vallas y señales. Si finalmente te has decantado por ir en coche, tienes que saber que dispones de un amplio aparcamiento justo en este lugar. Para ir al centro de visitantes tendrás que abonar unos 6 euros y para la Torre O´Brian 2 euros. Estará abierto desde las 9 de la mañana hasta cerca de las 18:00 en los meses de invierno. Mientras que en Julio y Agosto estarán hasta las 21:00.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Paisajes

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *