Achensee, lago precioso de aguas heladas

Lago Achensee

En el Tirol austriaco hay un bonito lago llamado Achensee. Es el lago más grande de este estado y tiene una profundidad máxima de 133 metros. Forma parte de la cordillera Karwendel y sus aguas son de lo mas puras y cristalinas. Casi, casi, son potables y como son tan claras permiten una visibilidad de casi 10 metros debajo de la superficie.

El Lago Achensee es un típico lago alpino y por eso mismo las aguas serán cristalinas pero son frías y muy raramente superan los 20ºC. Pero eso no espanta a los deportistas que armados con sus tablas y velas de windsurf llegan aquí en verano a practicar este deporte. Es que el tamaño del lago ayuda y mucho más el viento que siempre sopla. La ciudad de Innsbruck le compró a principios de siglo el lago a una abadía que a su vez lo había recibido en el siglo XII de la familia de gobernantes locales. En los años ’20 se construyó además una planta hidroeléctrica en Jenbach que hoy controla el nivel del agua del lago.

Lago Achensee 1

El turismo llegó al algo en el siglo XIX cuando se construyó el tren y como la abadía quería ganar dinero puso a funcionar un barco a vapor. Le siguieron dos vaporeros más y después un barco con motor diesel. Hoy la oferta turística se conforma entonces con barcos, paseos a pie, recorridos en tren, windsurf y playa.

Fuente: vía  Achensee

Foto 1: vía Tripadvisor

Foto 2: vía Tripadvisor

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*