Algunos consejos a la hora de conversar y hacer negocios en Australia

Si estás planeando un viaje de negocios a Australia, recuerda que al tratar con otra persona, por más que sea un destacado profesional o tenga un cargo importante en la empresa, no sería conveniente que aludas en forma constante a su condición de profesional o de Presidente de la empresa. Si te refieres con mucha frecuencia a su cargo o a sus títulos académicos, es probable que no ganes la simpatía de tu interlocutor. Para que comprendas la importancia que tiene este tema para la sociedad australiana, existen decenas de casos de personas con cargos políticos que han decidido renunciar a su título de “Sir” (Caballero), debido al temor a la interpretación y reacción de los ciudadanos.

En determinadas culturas, se procura no hablar de deportes, ni de religión o política. En el caso de la sociedad australiana, deberías evitar cualquier conversación donde se traten temas de su historia, de la población aborigen y todo lo relacionado a la distinción de las clases sociales. En este sentido, deberías tener cuidado con los comentarios que hagas, ya que son temas que suscitan debate dentro de la sociedad australiana. Tampoco deberías hacer comentarios acerca del acento de tu interlocutor, debido a que podría ser interpretado erróneamente, como si estuvieses haciendo algún tipo de distinción entre la forma de hablar según las distintas clases sociales.

Cuando trates con algunos australianos podrás observar que por lo general tienen bastante sentido del humor, esto se debe, entre otras cosas, a que por lo general todos poseen un buen poder adquisitivo, razón por la cual suelen estar más distendidos y predispuestos.
Moraleja: Si te hacen alguna broma, respóndeles con buen humor.

Foto vía: exitolaboral

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Luis Ferraz dijo

    Muchas gracias por su consejo. Me parece un pais maravilloso y me gustaria hacer negocios con ellos para y desde latinoamerica, asi que cualquier consejo es bienvenido.
    Gracias,
    Luis

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*