Almendralejo

Almendralejo, el centro neurálgico de Tierra de Barros, debe su nombre a su configuración original, en una tierra llena de almendros.

Los hallazgos arqueológicos confirman la presencia de colonos en Almendralejo desde tiempos inmemoriales, aunque fue fundada oficialmente por la Orden de Santiago después de la Reconquista, hacia el siglo 13.

Su patrimonio monumental incluye edificios notables como la iglesia parroquial de Purificación, erigida en el siglo 16 en la parte superior de uno más viejo. Cuenta con una torre barroca, y preciosas fachadas de estilo gótico-renacentista, con adornos de estilo plateresco y epigráfico. También tenemos el convento de las monjas de la Orden de Santa Clara, también conocido como el convento de Nuestra Señora del Amparo, fundada en el siglo 16, con un exterior modesto, aunque por dentro es bastante elaborado y lleno de detalles interesantes. Las monjas hacen exquisitos dulces artesanales. A través de la forma de este convento se encuentra el convento franciscano de San Antonio, construida en 1652, y declarado de interés histórico-artístico. A pocas ermitas completar la colección de edificios religiosos en esta ciudad. El Conjunto Histórico-Artístico incluye también muchas casas solariegas.

La celebración de “las candelas“, que se lleva a cabo el 1 y el 2 de febrero, fue declarada de Interés Turístico Regional. Durante esta fiesta, “Pantarujas” se queman, lo que se cree que representan los malos espíritus.

¿Quieres reservar una guía?

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *