Antigua Estación del Cable Aéreo de Manizales, patrimonio arquitectónico

A comienzos del siglo XX, la ciudad de Manizales llegó a posicionarse como una de las más importantes de Colombia gracias al naciente auge del mercado cafetero.

La ciudad se consolidaba como el principal centro de comercio en la región, pero debido a su localización en medio de una abrupta topografía, la comunicación por carretera era bastante difícil (con caminos de herradura bastante maltrechos); lo que obligó a desarrollar otros medios de transporte como el ferrocarril y el cable aéreo.

La principal línea de cable fue la que comunicaba a Manizales con Mariquita y Honda, (en ese momento la línea de cable aéreo más larga del mundo) la cual permitía el intercambio de productos con el puerto de Barranquilla por el río Magdalena.

Este sistema consistía en torres metálicas o de madera en algunos casos a los que llegaban líneas de cable de acero con pequeños cubículos donde se trasportaban la gente o distintos productos.

En Manizales se levantó la principal estación de este sistema, construida en madera, y cuyo fin primordial era servir de bodega para los productos que llegaban y salían.

Su diseño se basa en dos alas longitudinales de almacenamiento; por un lado se recibía la mercancía de exportación y por el otro, la destinaban a la ciudad. En el centro de estas dos alas se ubicó la zona administrativa, en el extremo occidental se localizó el cuarto de máquinas para los engranajes y la caldera que impulsaba las cargar hacia el páramo del Ruiz.

Después que dejo de funcionar el cable sirvió como granero, bodega, lechería y estación de taxis, finalmente se convirtió en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?