Ariadna e Iris, dos mujeres de la mitología griega

Los dioses griegos son una familia numerosa y como tal se tejen muchas historias entre sus miembros. Digamos que como cualquier familia hay de todo, peleas, intrigas, enemistades, incestos, enfrentameintos, envidias y todo el espectro de los sentimientos humanos con una cuota de divinidad y poderes.

Hoy le toca el turno a dos mujeres de la mitología griega: Ariadna e Iris. Ariadna era hijo de Minos y de Pasífae. Ella es la que se enamora de Teseo a su llegada a Creta para ingresar al laberinto y matar al Minotauro y es la que le da el nombre a la famosa frase “hilo de Ariadna“, al entregarle a Teseo una madeja de hilo para que marcara el camino por el laberinto y se le hiciera más fácil el salir. Teseo la lleva consigo después de matar al Minotauro pero la deja en la isla de Naxos (la deja, se la olvida, vaya uno a saber), y allí la encuentra Dionisio quien es el que se casa finalmente con ella y le da hijos.

Por su parte Iris es la diosa del arco iris, madre de Eros. Se dice que era hija de un Titán y de Electra, la ninfa del mar, y de ella se pensaba que era la mensajera de los dioses, fiel a Zeus y la mas indicada para transmitir mensajes secretos entre los dioses.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?