Arte indígena del Canadá

El arte indio de la costa occidental se basa esencialmente en la madera, si bien son muy apreciadas sus esculturas en argilita. Al no disponer de árboles los innuits (esquimales) expresaron sus sentimientos artísticos en piedra y hueso. Mientras que el arte indio es formalista y ritualista, el arte de los esquimales es naturalista y personal.

Las obras son pequeñas pero, a menudo, de concepción monumental y tan grandes por sus calidades formales como por su fidelidad a la vida. La actividad artística de las tribus tlingit, haida, tsimshian y kwakiutl, en la provincia de Columbia Británica (costa N.O.), comprende trabajos decorativos incisos sobre utensilios y la fabricación de importantes máscaras articuladas y objetos de madera, así como tejidos de lana adornados con bellas pinturas totémicas. Resalta la antigua tradición de talla en madera de altos postes totémicos policromados.

Tal labor artística perdura a cargo de los actuales indios, bajo la protección estatal. Mayor antigüedad tuvo, en algunos puntos del actual territorio canadiense, el arte esquimal. Junto a los tótem existen unas estatuillas antropomorfas de madera que tienen en común una nota de realismo, aunque presentan características diferentes en cada población. Revisten especial importancia las máscaras, usadas tanto en las fiestas profanas como en las ceremonias religiosas; por lo general son de madera, rara vez de hueso de ballena o de cobre y representan aves, monstruos marinos, serpientes de dos cabezas, entre otras figuras.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*