El medio ambiente en Australia

El medio ambiente en Australia es muy diverso y enormemente rico. Ten en cuenta que hablamos de un gigantesco país con casi ocho millones de kilómetros cuadrados, más de quince veces mayor que España. De hecho, es el sexto más grande del mundo.

Por ello, hablar del medio ambiente en Australia es hacerlo de una gran diversidad, de un importante número de especies vegetales y, sobre todo, de una fauna que cuenta con animales únicos en el mundo. Si quieres conocer un poco más en profundidad este maravilloso territorio, te invitamos a seguir leyendo.

¿Cómo es el medio ambiente en Australia?

Pese a todo, gran parte de Australia es semiárida y desértica. No obstante, en ella hay una gran diversidad de hábitats que abarcan desde selvas tropicales hasta brezales de tipo alpino y que son fruto de distintos tipos de climas.

Todo ello unido al secular aislamiento de su territorio, ha propiciado que gran parte de su flora y fauna sean endémicas. Como sabrás, este concepto significa que se hallan en esa zona, pero en ninguna otra del mundo. En concreto, más del ochenta por ciento de sus plantas y mamíferos lo son. En cuanto a los peces costeros de zonas templadas, la cifra de endemismo llega hasta el noventa por ciento, mientras que un cuarenta y cinco de sus aves también se halla exclusivamente en Australia. Vamos, por tanto, sin más preámbulos a hablarte de esa flora y, especialmente, de esa fauna, puesto que esta última es realmente curiosa.

El medio ambiente en Australia: la flora

Tan importante y peculiar es la vegetación del país que configura todo un reino floral, denominación bajo la cual se organizan grandes territorios de nuestro planeta que tienen una vegetación común.

Según R. L. Spetch, profesor de Botánica de la Universidad de Queensland, el territorio australiano se divide en áreas de selva húmeda tropical, bosques de eucaliptos y de acacias, sabana, estepas y maquia. Esta última está formada por un conjunto de arbustos perennes.

Las Montañas Azules

Montañas Azules

Entre toda esta vegetación, destacan los llamados bosques húmedos de Gondwana, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de una enorme área de casi cuatro mil kilómetros cuadrados ubicada entre Victoria y Queensland que alberga numerosos árboles milenarios. No es la única zona de Australia que ostenta ese título. También la isla Fraser es Patrimonio de la Humanidad por sus gigantescos pinos kaurís y sus helechos prehistóricos. Y otro tanto puede decirse de las llamadas Montañas Azules, situadas en Nueva Gales del Sur, con sus ocho parques nacionales y sus espectaculares formaciones rocosas de tipo kárstico en las cuevas Jenolan.

La Gran Barrera de Coral

Aunque esta otra maravilla de la naturaleza nada tiene que ver con la flora ni con la fauna, es imprescindible que te hablemos de ella en un artículo dedicado a hablar sobre el medio ambiente en Australia.

Es el arrecife de coral más grande del mundo, con una longitud de más de dos mil kilómetros y una anchura máxima de trescientos, y recorre buena parte de la costa noreste del país dando lugar a numerosas islas. Se ubica frente a Queensland, justamente en el llamado mar del Coral.

Aunque a veces se le ha bautizado como el animal más grande del mundo, realmente está formado por los esqueletos de miles de colonias de corales pertenecientes a la orden Scleractinia. Sobre estos restos se ha instalado una ingente concentración de biodiversidad.

Sin embargo, esta maravilla natural se halla, como sucede con tantas otras, seriamente amenazada por el calentamiento global y por la contaminación. Incluso la ponen en peligro la pesca incontrolada y especies animales como la estrella de mar corona de espinas, que deteriora el coral.

De acabarse con el Gran Arrecife se terminaría con una de las joyas ecológicas del planeta. Pero, además, se acabaría con el ecosistema de numerosas especies de tortugas marinas, ballenas, delfines e incluso cocodrilos y dudongos. Estos últimos son unos peculiares animales pertenecientes a la familia de los sirénidos que han quedado como el único representante de su género. Y esto nos lleva a hablarte de la fauna australiana.

Arrecife de coral

Fragmento de la Gran Barrera de Coral

El medio ambiente en Australia: la fauna

Si espectacular es la flora australiana, no menos lo es la fauna, que también cuenta con numerosas especies endémicas. Ya te hemos dicho que casi el noventa por ciento de los mamíferos lo son, al igual que el mismo porcentaje de peces, anfibios y reptiles. Pero lo más interesante es que esa fauna incluye animales que figuran entre los más curiosos del mundo. Vamos a hablarte de algunos de ellos.

El canguro y otros marsupiales

Quizá sea el más popular de esos animales, hasta el punto de que se ha convertido en uno de los símbolos de Australia. No es este el lugar para exponer una explicación científica de los canguros. Nos limitaremos a decirte que pertenecen a la familia de los marsupiales Macropodinae y que en el país existen tres subespecies: el canguro rojo, el gris oriental y el gris occidental.

Pero no es este el único marsupial de Australia. También lo son el simpático koala, el wombat o el lobo de Tasmania. Sin embargo, justamente de esta isla es un animal único: el diablo de Tasmania, que, pese a su temible nombre, tiene el tamaño de un perro pequeño y un pelaje negro muy oscuro. Quizá su denominación se deba al desagradable olor que desprende y a su inquietante grito.

El dingo o lobo australiano

Asentado en tierras australianas desde hace unos cinco mil años, al mismo tiempo que los primeros pobladores, se considera al dingo como descendiente del lobo asiático. Sin embargo, también se le llama perro salvaje porque comparte muchos rasgos con los cánidos domésticos. De hecho, según algunas teorías, podría ser su antecesor.

Cuando los primeros europeos llegaron a Australia, cruzaron sus perros con estos animales. Por ello, el dingo puro está en peligro de extinción. Esto ha provocado que, en muchas zonas del país, sea una especie protegida. Sin embargo, en otras sigue dándosele caza.

Como curiosidad, te diremos que es una especie mucho más fácil de domesticar que el lobo europeo. Por ello, en Australia han sido utilizados como mascota incluso por los aborígenes. No obstante, cuando les llega la época de celo (normalmente, una vez al año) suelen escaparse.

Canguro

El canguro, uno de los símbolos del medio ambiente en Australia

Los monotremas, el increíble ornitorrinco

Se denomina así, monotremas, a los mamíferos ovíparos, es decir que se reproducen por huevos. Actualmente, solo se conservan cinco especies de ellos y dos son autóctonas de Australia. Una es el equidna, parecido al erizo.

Pero mucho más curioso es el ornitorrinco, del cual seguramente hayas oído hablar por tratarse de una de las criaturas más peculiares del reino animal. Tan curioso es que, cuando en el siglo XVIII les fue mostrada una piel suya a los naturalistas británicos, creyeron que se trataba de una broma pesada.

A grandes rasgos, el ornitorrinco tiene aspecto de pato por su hocico, pero su cola recuerda a la del castor y sus patas a las de la nutria. Por si todo ello fuera poco, los machos de la especie tienen una suerte de espolón en las patas traseras que libera veneno. No es mortal para el ser humano, pero sí produce un intenso dolor. Y, además, tienen potentes electrorreceptores que les ayudan a localizar a sus presas. Significa esto que las detectan por la electricidad que producen sus contracciones musculares.

Tan curioso es este animal que, desde su hallazgo, ha sido objeto de estudio por la biología evolutiva. En otro sentido, es un símbolo de Australia. Es el emblema de Nueva Gales del Sur y aparece en la moneda de veinte céntimos.

El dugong

Ya te hemos hablado del dugong, por lo que ahora nos litaremos a decirte que es el único mamífero marino hervíboro del planeta y que su pariente vivo más cercano es el elefante, cosa curiosa, ya que el primero se ha adaptado perfectamente al agua. Pero, en los mares australianos hay otras especies curiosas.

Los cocodrilos

El que forma parte del medio ambiente en Australia pertenece a la especie cocodrylus porosus, la más grande del mundo. Este auténtico coloso puede alcanzar los siete metros de longitud y los mil quinientos kilogramos de peso. Por ello, es un superdepredador que, cada año, acaba con la vida de varios seres humanos. A un grupo de estos animales se les atribuye la matanza de mil soldados japoneses que ocupaban la isla Ramree de Birmania en 1945.

Cocodrilo marino

El temible cocodrilo marino

El emú

Otra curiosidad de Oceanía es esta ave no voladora de gran tamaño. De hecho, es la segunda más grande del mundo después del avestruz. Si quieres más datos anecdóticos de esta especie, te diremos que sus huevos son de color verde oscuro, a diferencia de los que ponen otras critauras del mundo avícola.

Las serpientes

Finalmente, te hablaremos de los ofidios del medio ambiente de Australia. Este país cuenta con el mayor número de ellos que son venenosos en el mundo. Las más peligrosas son la serpiente escalera y la tigre en lo que respecta a las terrestres y las de la familia Hidrophiinae en lo que respecta a los mares.

En conclusión, el medio ambiente en Australia es uno de los más diversos del mundo. Por ello, cuenta con especies tan curiosas como las que te hemos comentado. Y también con una amplia variedad de lagartos y peces temibles como por ejemplo el tiburón toro. Por tanto, si viajas al país oceánico, verás animales únicos en el planeta.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario

  1.   Zend Caelus dijo

    La Tierra australiana nos invita a explorarla ¿Qué estamos esperando? =)