Inventos científicos y tecnológicos australianos

No hay tantos inventos científicos y tecnológicos australianos como los descubiertos en otros países del mundo. La razón es sencilla: Australia es un país relativamente joven y, simplemente, no ha tenido tiempo de destacar tanto en estos ámbitos.

Sin embargo, la nación oceánica nos ha dado ya una buena cantidad de hallazgos. Y, sobre todo, de enorme importancia para la ciencia y de mucha popularidad en cuanto a la técnica. Si quieres saber más acerca de los inventos científicos y tecnológicos australianos, te invitamos a seguir leyendo.

Los principales inventos científicos y tecnológicos australianos

Como te decíamos, ya existe un buen número de hallazgos realizados por australianos. Por eso y para que nuestra exposición sea más clara, vamos a hablar primero de algunos de los más importantes para la ciencia y luego de otros especialmente destacados para la técnica.

Hallazgos científicos australianos

Respecto a estos, los inventos australianos han beneficiado a la salud humana (como veremos de inmediato, incluso tienen que ver con la penicilina) y al medio ambiente. Algunos de estos hallazgos son los que vamos a explicarte.

El uso de la penicilina

Todo el mundo sabe que la penicilina fue un hallazgo del británico Alexander Fleming en 1928. Sin embargo, menos conocido es que fueron el australiano Howard W. Florey y el alemán Ernst B. Chain quienes diseñaron el método para su fabricación masiva, algo que a la postre salvaría millones de vidas humanas. De hecho, cuando Fleming recibió el Premio Nobel en 1945, lo hizo junto a estos dos colegas.

Placa a Ernst B. Chain

Placa en honor de Ernst B. Chain

El marcapasos

Este instrumento médico permite a enfermos del corazón que el suyo mantenga un latido regular. Envía al órgano pequeñas descargas eléctricas que le ayudan a hacerlo. Fue inventado por el físico Edgar Booth y el médico Marc Lidwill, ambos australianos, ya en la década de 1920. Sin embargo, su uso no se hizo habitual hasta la de los años sesenta.

La vacuna del papiloma humano

Aunque también intervinieron otros expertos, esta vacuna figura igualmente entre los inventos científicos y tecnológicos australianos por méritos propios. Fueron dos estudiosos de la Universidad de Queensland, Ian Fraser y Jian Zhou, quienes consiguieron crear una partícula similar a este virus que reforzaba el sistema inmunitario frente a él.

El implante coclear

Este dispositivo ha ayudado a cientos de miles de personas sordas a mejorar su audición. Se implanta en la cabeza y consigue estimular el nervio auditivo. Fue Graeme Clark, profesor de la Universidad de Melbourne, quien lo inventó. Su padre padecía pérdida de audición y, al intentar ayudarlo, descubrió esta herramienta tan útil.

El escáner de ultrasonidos

Este instrumento médico que hoy se utiliza para hacer ecografías fue creado por el laboratorio australiano de acústica de la Commonwealth, que más tarde pasó a llamarse, justamente, Instituto de Ultrasonidos. Sus inventores hallaron la forma de captar los ecos ultrasónicos que rebotan en los tejidos de nuestro cuerpo y transformarlos en imágenes. Su comercialización se inició en 1976.

La conservación del medio ambiente a través de los arrecifes de coral

Como sabrás, la Gran Barrera de Coral se halla al nordeste de Australia. Son más de dos mil quinientos kilómetros de gigantesca estructura subacuática que actualmente se halla en peligro. Quizá por esto, los australianos siempre han ido a la vanguardia en Oceanografía.

El Instituto Australiano de Ciencia Marina desarrolla varios proyectos para preservar el medio ambiente. Entre los más destacados se halla el que se dedica a la cría controlada de corales. Su objetivo es devolver a los arrecifes su estatus natural. A su vez, estos son organismos vivos que contribuyen al equilibrio ambiental de los océanos y a preservarlos de los efectos que el cambio climático tiene en ellos.

La Gran Barrera de Coral

Gran Barrera de Coral

Inventos tecnológicos de Australia

El invento tecnológico australiano más popular es, sin duda, el wifi, del que te hablaremos a continuación. Pero hay otros que también han servido para mejorar la seguridad aérea o para otras finalidades distintas. Vamos a verlos.

El wifi

La conexión inalámbrica a Internet ha venido a facilitar el uso de este en hogares y oficinas. Tan útil herramienta se debe al científico australiano John O’Sullivan y su equipo de colaboradores de Sidney. Todos pertenecían al CSIRO, un organismo de la Commonwealth dedicado a promover la investigación científica y tecnológica.

La caja negra de los aviones

Esta herramienta que hoy incorporan los aviones de todo el mundo sirve, como sabes, para saber qué ocurre en la nave durante los instantes previos a un accidente. Todas las conversaciones del piloto y los parámetros del avión quedan registrados en ella, que además es indestructible. Su inventor fue el australiano David Warren, quien precisamente había perdido a su padre en un accidente aéreo.

No es la única aportación del país oceánico a la seguridad de la aviación. En 1965, Jack Grant, un empleado de la aerolínea Quantas, creó el tobogán para emergencias. Se utiliza para hacer bajar a los pasajeros después de un aterrizaje accidentado.

Google Maps

Aunque entonces no se llamaba así, esta herramienta tan útil fue creada parcialmente por los australianos Stephen Ma y Neil Gordon junto a los daneses Lars y Jens Rasmussen a principios de la década de dos mil. Fue posteriormente, al ser comprado el invento por Google cuando recibió su nombre actual.

Caja negra de un avión

Caja negra de un avión

El taladro eléctrico

Si eres aficionado al bricolaje, sabrás cuanto te facilita el trabajo esta herramienta. Pues también es un invento australiano. En este caso, se debe al ingeniero en electricidad Arthur James, quien fabricó el primero ya en 1889. Claro que, entonces, no era portátil, sino mucho más grande. Sin embargo, era capaz de perforar incluso rocas.

El frigorífico

La tradicional nevera que hoy nos parece imprescindible en nuestras casas tiene unos ciento cincuenta años. Cuando no existía, los alimentos se conservaban en los lugares más frescos de las viviendas. Curiosamente, fueron los responsables de una fábrica australiana de cerveza quienes contrataron a James Harrison para que solucionara los problemas de conservación de su bebida en 1856.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los inventos científicos y tecnológicos australianos. Como ves, la aportación del país oceánico al avance de la humanidad ha sido más que interesante y, sobre todo, importante.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1.   ana mercedes villalba G. dijo

    Es muy bueno lo que dicen o esplican

  2.   n dijo

    que bien que expliquen

bool(true)