Bahía Shark, corales, delfines, tortugas y tiburones

Vaya, ¿quién no relaciona a Australia con los tiburones? Pues nadie, es la tierra de estos animales que inspiran tanto miedo y allí podemos visitar Bahía Shark, o Bahía del Tiburón, un parque natural que está ubicado en la costa oeste del país. El sitio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991 pero fue bautizado muchos siglos antes, en 1699, por William Dampier cuando en julio de ese año estuvo por allí.

La bahía en sí es un espacio que cubre 10.000 km2 con una profundidad de 10 metros. Tiene algunas islas, penínsulas y bancos a nivel de la superficie entre los que nadan numerosas especies marinas. Hay como 10.000 dugongos (morsas), especies de mamíferos australianos amenazados, tortugas, aves, reptiles, ballenas jorobadas, crustáceos, peces, delfines y delfines Monkey Mia (los que usan una esponja para protegerse la nariz), rayas y claro, tiburones.

Bahía Shark tiene grandes praderas submarinas, cubren unos 4.000 km2, e incluye el banco de hierba marina más grande del mundo. Y para sorprendernos podemos ver los estromatolitos construidos por los microbios: algunos tienen 3.000 años. Bien, en realidad el área es realmente enorme y dentro de sus límites hay varios parques y reservas que pueden visitarse en la que será sin lugar a dudas la mejor excusrión “naturalista” de vuestra vida.

A la Bahía del Tiburón se llega por aire en vuelos regulares a Denham desde Perth, pero también podemos llegar en bus o alquilando un coche. Desde la ciudad de Perth son 800 km así que conviene reservar hotel y quedarse a pasar la noche para disponer de un par de días.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?