Balnearios de Roma

Desde la antigüedad, el uso de aguas termales para fines de hidroterapia, recogida de la cuenca mediterránea, era muy conocida. Como muestra, existen restos arqueológicos que dan fe de del uso termal de las aguas.

En unos veinticuatro siglos, estos tratamientos no han cambiado apenas. Hipócrates animaba  a sus  compatriotas al uso de las termas, el cual manifestaba los beneficios de las aguas minerales y los manantiales de agua caliente.

Con el paso de los años, este disfrute de aguas termales esta accesible a toda persona, sin importar su estatus social, y en el que todo el mundo puede disfrutar de las virtudes de los tratamientos termales, que no solo disponen propiedades curativas, sino que también son de gran ayuda en tratamientos de belleza, y a los atractivos del medio ambiente donde generalmente se encuentran los centros termales romanos. También es considerado como refuerzo de energía, y es ideal para ponerse en forma, y está muy ligado al concepto de vacaciones yd e tiempo libre. Como relajación también es idóneo, ya que libera el estrés acumulado del día a día.

Actualmente, en la cuidad de Roma, puedes disfrutar de magníficos balnearios, y relajarte como lo hacían en la antigüedad, disfrutando de las mismas aguas terapéuticas que usaban los antiguos romanos. Uno de ellos es el balneario Pro Fonte Ceciliana, en la vía Predemontana. También puedes visitar la Terme di Stigliano, en la Canale Monterano, las dos en Roma.

Fuente: terme di stigliano terme- spa

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*