Basílica Catedral de Nuestra Señora del Prado

La Basílica Catedral de Nuestra Señora del Prado tiene parte de su aspecto primitivo debido a que fue construida en el prado, donde se dice que apareció la virgen, esto en el año de 1088, construcción que fue realizada durante los siglos XIII y XIV.

Lo que inicialmente fue una iglesia se convirtió en basílica en el año de 1967, pasando posteriormente a ser catedral en 1980, tiempo en el cual a lo largo de varios siglos pasó por determinadas modificaciones. En sus inicios tenía un aspecto románico, de lo cual queda sólo la puerta del prado, la puerta del perdón, tres rosetones y una ventana ubicada en la fachada del prado. Es en cambio en el siglo XVI que se logró ampliarla quedando desde entonces con las medidas actuales.

Así, en ese tiempo se incorporaron diversos elementos que pertenecían al estilo gótico y que posteriormente se ubicaron algunos más de estilo renacentista así como de barrocos. La torre, que le dio una característica especial a la Iglesia, fue construida en el año de 1620, misma que en el año de 1901 fue restaurada teniendo una mejor imagen en el nuevo diseño.

Se puede destacar en la Basílica Catedral de Nuestra Señora del Prado, el camarín de la virgen cuyo estilo barroco pertenece al siglo XVII, además de tener a la imagen de la virgen del Prado como patrona de la ciudad, creación de Lorens y Rausell en el año de 1950; misma que tiene su importancia al formar parte del retablo mayor que también fue obra del mismo autor valenciano, pudiendo anotarse además a dos tablas de la época renacentista obra de Berruguete.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *