Benassal a los ojos de Teresa Pascual

Benassal, la bella localidad de Castellón es ideal para visitar los días de buen clima para disfrutar de sus aguas de Segures, las rutas de senderismo, los paseos por el casco urbano y las fuentes y todos los espacios naturales que tiene para ofrecer.

 

Pero si justo al llegar los días no son los mejores, hay un museo donde podrá disfrutar de la naturaleza y los rincones del pueblo gracias a las maravillosas pinturas de Teresa Pascual, la pintora valenciana enamorada de Benassal.

Teresa Pascual nació en 1914 en Turís, visitaba Benassal junto a su familia, todos los veranos desde tierna edad. Con poco más de 20 años su amor por la pintura le dio la oportunidad de presentarse en la Exposición de Arte Local organizada por Carles Salvador, en la que se mostraron sus óleos Barranco, Maset de en Serranos y Media Toronja, entre otros. Con sus jóvenes ojos descubrió, entonces, los paisajes de Benassal y experimentando con el arte en tinta china sus obras volvieron a estos paisajes.

Todos los veranos que pasaba en Benassal, la diversión de Teresa era pintar paisajes y regalarlos a la gente del pueblo, dibujos como Calle Mayor, El Campanario, La Prisión o Postal de la Muela son los que se pudieron rescatar de estas épocas. Sus obras luego con la historia de Castellón se transformaron en testimonios y luego el reconocimiento del pueblo le permitió pintar los sitios más sagrados como la Ermita de San Roque.

Desafortunadamente muere en Valencia en el año 1995 y en 1999 en su honor y memoria, los hijos de Teresa y la comunidad de Benassal abre las puertas de un museo dedicado a su obra.

Visitando este Museo Teresa Pascual podrá disfrutar de Benassal casi como si estuviera caminando por los paisajes y viajando en el tiempo.

Foto Vía: Flickr por La hormiga remolona

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *