Benidorm y el turismo gay, una pareja que parece no ir bien

El turismo del colectivo LGTB (gays, lesbianas, transexuales y bisexuales) genera cada año unos 900 millones de euros según el Presidente de la Feria Internacional de los Negocios y Turismo Gay, Javier Checa, presentada ayer en Valencia.

Resulta un colectivo muy atractivo a la hora de proponer alternativas tanto de turismo de ocio, como turismo deportivo o turismo congresual y cada vez más solicitado por los destinos turísticos, conocedores del mismo.

El turista gay, según Checa,  realiza un gasto medio de unos 130 euros, por encima de los 80 del turista convencional. El perfil es el de un adulto de 18 a 35 años, con alto poder adquisitivo. Estas razones parecen más que suficientes para que  Checa  se queje de que por parte de la Generalitat  Valenciana no se ha hecho gestión alguna para posicionarse como “destino de referencia” de este sector, a pesar de la crisis que también golpea al sector hostelero.

En el caso de Valencia no se realizó gestión alguna para optar al Congreso Mundial de la comunidad LGTB que se celebrará en Barcelona o Madrid y en el caso de Benidorm se rechazó la opción para acoger el campeonato de España de baile gay.

La Consellería de Turismo por su parte argumentó su posición, negando el veto a este sector del turismo, basándose en los presupuestos y las posibilidades de que un evento sea o no costoso económicamente.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario

  1.   JARDINES Y CASAS dijo

    Es una decision, el turismo gay crece pero si se vuelcan a ese colectivo pierden el familiar, como ha pasado en otros destinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *