Berlín en 3 días

Nos vamos hasta la capital de Alemania. Berlín es una de las ciudades más pobladas de Europa Central. Cuenta también con un gran valor cultural que no puedes perder de vista. Así que, si estabas pensando disfrutar de Berlín en 3 días, entonces estás en el sitio correcto.

Te dejamos las mejores pautas para poder ver una ciudad como ésta en tan solo 72 horas. Cierto es que cuando vamos con el tiempo justo siempre se nos escapa algo. Pero en este caso, podremos disfrutar de esos rincones y zonas únicas, que necesitamos visitar una vez en la vida.

Berlín en 3 días, recorrido del día 1

Cierto es que una vez que estés en esta tierras, lo podrás dividir como mejor te convenga. Habrá sitios a los que puedas ir caminando por cercanía, pero si lo prefieres siempre puedes optar por el bus 100 y también el 101, porque hacen un recorrido que va parando en los puntos claves.

La Puerta de Branderburgo

Uno de los claro símbolos de la ciudad es esta puerta. Hace muchos años, era la entrada que tenía la ciudad. La encontrarás en la plaza de París y al comienzo del Parque Tiergarten. Es una construcción de piedra que tiene más de 26 metros de altura, con estilo del neoclasicismo.

Parque Tiergarten

Ya que lo hemos mencionado, aquí lo tenemos. Tras la puerta anterior, nos encontramos con este parque. Es el principal que tiene Berlín, ya que se encuentra justo en el centro, aunque el segundo en tamaño. Era el punto de encuentro de tropas, en su momento y también como zona de caza. En su interior, podrás ver el Monumento Nacional a Bismarck o Columna de la Victoria. Esta última es la que conmemora la victoria de Alemania frente a Prusia, allá por el año 1864.

Monumento a los judíos de Europa asesinados

Si seguimos caminando, nos encontraremos a tan solo unos minutos, el monumento a los judíos de Europa asesinados. Se trata de un campo que está cubierto por una especie de losas de hormigón. Dichas losas varían en cuando a su altura. Para muchos es un sitio un tanto agobiante, pero ése era el significado que se quería transmitir: Una atmósfera incómoda. este proyecto fue inaugurado en el año 2005.

Postdamer Platz

Otro de los lugares clave del centro de Berlín es esta plaza. Se trata de una intersección del tráfico, justo en el centro. Un lugar que se desarrolló en el siglo XIX y se dice que aquí se levantó el primer semáforo de Europa. Debido a la Segunda Guerra Mundial, los edificios del lugar quedaron devastados, teniendo que ser remodelados años después.

Puesto de Control Charlie

Fue uno de los pasos fronterizos del muro de Berlín. Éste abría camino a la zona de control estadounidense. Por lo que solo los militares tenían acceso. Pero hoy en día tan solo se trata de un escenario de lo que fue. Hay unos soldados simulando la situación de antaño y donde te puedes hacer una foto, previo pago. También justo al lado está el museo. Casi en su totalidad está dedicado al Muro de Berlín. La entrada son unos 12 euros y está abierto durante todo el día.

Día 2 en Berlín

East Side Gallery

Otro de los puntos clave es éste. Se trata de una galería de arte que se encuentra al aire libre, en la parte este del Muro de Berlín. Se dice que es una de las galerías al aire libre más grandes del mundo. Consta de 103 murales, pintados por diferentes artistas. En su temática está la libertad y la esperanza de un mundo mejor.

Puente Oberbaumbrücke

Este puente es el que une los distritos de Friedrichshain así como Kreuzberg. Ambos estuvieron separados por el muro de Berlín. Por este motivo, el puente se convirtió en un gran símbolo de la reunificación.

Mercadillo de Maybachufer

Si te encuentras en el distrito de Krauzberg, un martes o un viernes, entonces no puedes olvidarte del mercadillo. Se ubica a la orilla del río y bien merece verlo. Está durante todo el día y en él, te podrás encontrar puestos de todo tipo.

Galerías KaDeWe

Ya que hablamos de los mercadillos y de las zonas más concurridas, nada como mencionar el centro comercial más famoso de Berlín. Así que en nuestra visita de Berlín en 3 días, no podía falta. También por esta zona tienes la entrada al zoo de Berlín o al acuario. Dos ideas perfectas para disfrutar de unas horas muertas en la tarde. También podrás ver la ‘Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo’.

Barrio alternativo Kreuzberg

Un lugar con pinceladas hipster, donde se dan cita tanto los músicos como los artistas. Hay numerosos barrios turcos, pintadas de graffitis y mucha marcha a la orilla del río. Por lo que ni decir tiene, que es una de las zonas con más vida nocturna.

Tercer día en Berlín

Alexanderplatz

Cerca del río Spree y el Palacio Real de Berlín, se encuentra esta plaza. Es uno de los grandes edificios históricos. Allí también verás el denominado ‘Reloj Mundial’ y la torre de televisión más alta de la zona. Si miramos a nuestro alrededor también divisaremos ‘La iglesia Marienkirche’, ‘La Fuente de Neptuno’ y el ‘Ayuntamiento Rojo’.

Isla de los museos

Desde Alexanderplatz se llega caminando a la denominada ‘Isla de los museos’. Así que ya por este nombre, ni qué decir tiene que te encontrarás con museos como: Museo Antiguo, Museo de Pérgamo, Museo Nuevo y la Antigua Galería Nacional. Sin duda, un lugar que merece mucho la pena.

Catedral de Berlín

No nos podíamos olvidar de otro de los puntos clave. Se construyó entre el 1895 y el 1905. Anteriormente había una catedral barroca que fue remodelada hacia un estilo neoclásico. Luego, fue demolida hasta que se construyó la que conocemos hoy en día. Cierto es que también durante la Segunda Guerra Mundial, sufrió daños considerables.

Universidad de Humbolt

Se dice que se trata de una de las más antiguas de la ciudad. Por ella han pasado científicos e intelectuales alemanes más importantes de los últimos siglos. Así que, tampoco está de más que hagamos una parada para disfrutar de sus vistas. Berlín en 3 días puede dar para mucho, aunque lo cierto es que siempre nos dejaremos algunos puntos. Esto hará que tengamos que volver en otra ocasión, con algún que otro día más. ¿No te parece?.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Turismo

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*