Biergarten, jardines y terrazas de Múnich para saborear una cerveza a cielo abierto

Cuando el sol lo permite y el tiempo cálido se instala entre la primavera y el otoño, la temporada de biergarten se instala en Múnich que abre sus tradicionales jardines y terrazas al aire libre y pone a disposición 180.000 plazas para compartir a cielo abierto.

Esta es una tradición que se remonta al 4 de enero de 1812 cuando por orden del rey Max I de Baviera, las fábricas de cerveza fueron autorizadas a servir sus productos directamente en el lugar de fabricación pero, sin embargo, la venta de comida quedaba expresamente prohibida. Esta circunstancia dio origen a la tradición de que fueran los propios bávaros quienes  llevaran su propia vianda, tradición que se mantiene actualmente en los auténticos biergarten que se encuentran en muchos rincones de Baviera.

Entre los más grandes que podemos encontrar en Múnich, está el Hirschgarten con 8.000 asientos, el Augustiner de la calle Arnulf con 5.000 y el Paulaner en Nockherberg con 4.000.

El Augustiner-Keller dispone sus plazas a la sombra de 100 espléndidos castaños, 45 de los cuales son ejemplares protegidos y debidamente numerados. La bodega del  establecimiento pertenece a la fábrica de cerveza más antigua de la ciudad y ya figuraba como almacén de cerveza en un mapa de la ciudad de Múnich que data de 1812.

Otros puntos de encuentro son los biergarten de la plaza Viktualienmarkt, el que hay junto a la Torre China en el Jardín Inglés o  el  Waldwirtschaft, donde la música de jazz caldea el ambiente.

La temporada ya se ha iniciado y tú puedes disfrutar de un buen descanso y exquisita cerveza mientras haces un alto en tu viaje.

Foto: Novias Travel

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*