Blancos de Rueda Valladolid 91 – DKV Joventut 72

El DKV Joventut deja mucho que desear y sucumbe ante el Valladolid, donde a parte de perder ofrecieron un juego muy deplorable. Ante todo no se mostraron como equipo y eso en un conjunto que se siente en peligro por la derrota no debe actuar así. Sino todo lo contrario, deben mostrarse unidos y capaces de jugar para lograr una mejora en el juego.

Se mostraron alterados, provocando muchas perdidas y errores que hicieron que en el primer tiempo los de Pepu Hernández ya perdieran por 17 tantos.

La verdad es que les hacia falta un toque de atención como este, deben aprender de los errores y contra el Valladolid cometieron muchos. Aunque muchos crean que lo peor es la derrota, olvídense, lo peor es la reacción del equipo, que en lugar de eso parecía unos cuantos jugadores que iban por libre.

Podían perder, porque todo equipo puede tener un mal día, pero no como lo hicieron. Y es que los buenos resultados habían tapado el problema que ahora se ha hecho muy, pero que muy visible.

Esperamos que los de Pepu Hernández tomen nota del problema y le pongan solución, porque sino de poco servirá todo lo demás.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *