Cala Turqueta

Si hablamos de la Cala Turqueta, tenemos que hablar de Menorca y de que se trata de una cala virgen, con unas aguas en precioso color turquesa, rodeadas de un entorno mágico. De ahí que ya sabiendo estos detalles, este lugar nada tiene que envidiar a otras playas con denominación de paradisíacas.

Aunque son muchos los lugares similares que tiene Menorca, ésta destaca por encima de las demás. Quizás porque se ha convertido en uno de los puntos emblemáticos en cuanto a su belleza. Aunque por otro lado, también su ubicación y todo el entorno que tiene para ofrecernos, hace que nos enamoremos un poco más de ella. ¿Quieres conocer todo lo necesario sobre la Cala Turqueta?.

Cómo llegar a Cala Turqueta

Hemos dicho que se ubica en Menorca, al sur de la isla, y dentro de ella, pertenece a la llamada Ciudadela. Se dice de ella que es el segundo lugar más importante de la isla. Así que, tampoco te costará nada encontrarlo. Cuenta con más de 27.000 habitantes y también dispone de zonas idílicas como la del puerto. Pero saliendo de ella, tienes que fijarte bien en las indicaciones, porque están muy visibles para que no haya pérdida. Hay un desvío justo en la rotonda sur y en la dirección que va hacia Mahón. Se puede decir que si vas en coche, te llevará unos 10 minutos desde Ciudadela.

Durante los meses de verano, también cuenta con una línea de buses. Parten desde Ciudatella y sería la línea 68. Del mismo modo, dicho bus también te dejaría a la altura del párking. Por lo que si no quieres dar vueltas aparcando, nada como pillar el autobús y comprobar sus horarios, tanto de ida como de vuelta.

Qué nos encontraremos en Cala Turqueta

Una vez en esta zona, tendremos que dejar el coche en su aparcamiento. A partir de él, es necesario caminar unos 10 minutos, para poder llegar a la playa en sí. Pero desde luego, el trayecto merece la pena. Más que nada por todo lo que vas a descubrir a cada paso y como no, por el gran paraíso que te espera al final del mismo. Una playa que cuenta con aguas turquesas y muy en calma. De ahí que su nombre derive de esta cualidad. Además de ello, la arena es fina y está todo rodeado de pinos. Justo en esta zona del pinar también tenemos mesas de picnic.

Al comienzo hemos dicho que se trata de una cala virgen y es cierto. Pero aún así, cuenta con un chiringuito en la zona del aparcamiento. Una idea perfecta por si nos retrasamos más y se nos terminan las provisiones. Además, cerquita de la playa tienes baños y en ella, un socorrista. Así que como vemos, es un lugar muy completo e idóneo para poder pasar un gran día en familia. Pero todavía hay más, no nos podemos olvidar de los acantilados que la rodean y que además, está formada por dos especies de mini-playas que cuentan con un saliente a modo de rocas.

Qué ver cerca de Cala Turqueta

A poco más de un kilómetro, nos encontraremos con otra cala. En este caso, la llamada Cala Macarelleta. Una zona apta para el nudismo y en su lado opuesto, nos encontraremos con Macarella. Sí, es otra de las calas preferidas por el turismo. Se trata de una de las más famosas de Menorca. Quizás tanto ella como Turquesa podríamos decir que son rivales. Más que nada porque en ambos casos, las aguas cristalinas son las grandes protagonistas.

Por otro lado, se dice que Turqueta es el comienzo y también el final de dos etapas del conocido, ‘Camí de Cavalls’. Se trata de un camino por el que podrás recorrer Menorca, en diferentes etapas y todas ellas bien señalizadas. Así que, tras dejar las calas mencionadas atrás, también podremos acceder a Cala Galdana. Ésta cuenta con altos acantilados y a pesar de que está un tanto protegida por ellos o cerrada, su belleza es también impresionante. Aquí dispones de todos los servicios que quieras, ya es que una zona muy enfocada en el turismo. Desde Galdana podremos llegar a Cala Mitjana en tan solo 20 minutos caminando. Este lugar también cuenta con párking y ni qué decir tiene que se trata de otro rincón imprescindible.

Datos a tener en cuenta

La gran parte de esos lugares mencionados y como tal, de Cala Turqueta, suelen ser un destino bastante demandado. Por lo que, en la época estival habrá bastante gente. Esto tienes que tenerlo en cuenta a la hora de ir a las Calas. Más que nada porque lo mejor es ir temprano para asegurarnos que hay una plaza de aparcamiento esperándonos. Además de ello, al ser lugares un poco pequeños, tampoco queremos quedarnos sin sitio en la arena. Por lo que es habitual llegar pronto para poder disfrutar de nuestros rincones favoritos.

Pero si te encuentras con el párking está lleno, no será el último en enterarte. Ya que suele haber unas señales en forma de avisos. Éstas te indicarán cuáles son los que todavía disponen de plazas y los que ya están cubiertos. Todo ello suele aparecer en la carretera de acceso a las playas. Así sabremos bien hacia qué lugar podemos tirar sin tener que dar mucha vuelta. ¿Has visitado ya este lugar?.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Playas

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *