Caminando por los acantilados de Irlanda del Norte

Calzada del Gigante

Uno de los paisajes costeros mas llamativos de Irlanda está en Irlanda del Norte. Me refiero a la famosa Calzada del Gigante, sobre la costa de Antrim. Por aquí puedes salir a caminar y seguir una popular ruta turística que recorre 7.7 kilómetros y que comienza en el estacionamiento mismo de este sitio.

Entonces, desde el estacionamiento de la Calzada del Gigante sigues un sendero que va por sobre el acantilado y que comienza justo al lado de la tienda del Fondo Nacional. Hay muchos letreros que brindan información sobre las distancias y cuestiones de seguridad así que si sabes inglés, tomate tu tiempo para leerlos. Si hay mucho viento, ¡cuidado!. Sigues por este sendero y en el primer cabo ya tienes una excelente vista de este sitio que la UNESCO ha declarado Patrimonio Mundial. Después sigues caminando pasando cabos y cabos hasta que el sendero termina. Después de kilómetro y medio el sendero por el acantilado vira  ala derecha y te brinda una buena imagen del sitio conocido como El Anfiteatro, una bahía preciosa. Durante los tres kilómetros siguientes sigues contemplando los mejores acantilados de esta parte de Europa.

Acantilados costa Antrim

Cuanto mas avanzas menos gente te acompaña y con suerte llegas a estar solo con esta maravilla natural. El punto final del recorrido es el Castillo Dunseverick al que llegas después de que los acantilados van bajando de altura y el camino se interna en campo abierto, en una granja orgánica con plantas y casas. La ruta termina en el estacionamiento del castillo.

Fuente: vía The Guardian

Foto 1: vía The Sydney Morning Herald

Foto: vía David Sanger

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar