Qué ver en las islas Canarias

¿Qué ver en las islas Canarias? Es una pregunta muy frecuente entre los millones de turistas que visitan cada año este maravilloso archipiélago español. Saben que van a encontrarse con preciosas playas, buen tiempo garantizado y mucha animación.

Pero las islas Canarias son mucho más que eso. En ellas puedes encontrarte la cima más alta de nuestro país en Tenerife, un paisaje lunar y sorprendente en Lanzarote, dunas increíbles en Gran Canaria, bosques exuberantes en La Gomera o playas de ensueño en Fuerteventura. Y todo ello sin mencionar los preciosos monumentos de algunas de estas islas. Por todo ello y, si tú también te preguntas qué ver en las islas Canarias, te animamos a seguir leyendo.

Qué ver en las islas Canarias, una tierra que lo tiene todo

Con una climatología maravillosa y una variedad impresionante, las ocho islas del archipiélago canario te ofrecen todo lo que puedas buscar en unas vacaciones. Vamos a mostrarte lo más destacado de cada una de ellas.

Gran Canaria, una síntesis del archipiélago

Gran Canaria es la tercera isla en extensión y la segunda más poblada. En parte por su tamaño, podríamos decirte que es una síntesis de todo el archipiélago. Porque en ella puedes ver todo lo que te ofrecen las restantes islas. Por ejemplo, playas maravillosas, monumentos y paisajes volcánicos.

Comenzando por su capital, Las Palmas, te aconsejamos que visites su centro histórico, formado por los barrios de Vegueta y de Triana. En estos hallarás la preciosa catedral, con su fachada neoclásica y sus retablos barrocos; la Casa de Colón, que alberga una maravillosa colección de pinturas; la ermita de San Antonio Abad, del siglo XVIII; el imponente palacete de Rodríguez Quegles o la Casa Museo y el teatro Pérez Galdós.

Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria

Pero quizá lo mejor de Gran Canaria te espera en el interior de la isla, donde tienes preciosos pueblos como Fataga, Arugas o Tejeda y cimas como el Roque Nublo o el Pico de las Nieves, tanto unos como otros rodeados de una naturaleza exuberante.

Entre estas localidades, nos permitimos recomendarte Teror, un pequeño pueblo situado hacia en centro de la isla que constituye toda una joya. En él puedes visitar la basílica de Nuestra Señora del Pino, que alberga la imagen de la patrona de Gran Canaria; la calle Real de la Plaza, que tiene casas con cinco siglos de antigüedad; las fuentes Agria y de La Candelaria, así como la Casa Museo de los Patrones de la Virgen, un espectacular edificio del siglo XVII que perteneció a los antepasados de María Teresa Rodríguez del Toro, esposa de Simón Bolívar.

Y, si prefieres la playa, en Maspalomas las tienes no solo kilométricas, sino también con un área de dunas que constituye toda una reserva natural. Bien es cierto que Maspalomas es la zona turística por excelencia de la isla por lo que, si prefieres más tranquilidad, te recomendamos las playas del noroeste, casi salvajes, como la de Güi Güi.

Tenerife, la cima de España

Lo primero que destaca en la isla de Tenerife, incluso desde el mar, es la silueta del Teide, la cima más alta de toda España y que ha dado lugar al parque nacional del mismo nombre, declarado Patrimonio de la Humanidad. Es el más visitado de toda España e incluye, además del volcán que le da nombre y que es el tercero más alto del mundo, otras cimas como el Pico Viejo, con 3135 metros de altura.

Como curiosidad, te diremos que la isla de Tenerife en general y el parque del Teide en particular poseen unas condiciones geológicas y ambientales que los expertos consideran algo similares a las de Marte. Por ello, desde hace años se realizan en la zona experimentos y pruebas del instrumental que va a formar parte de las sondas destinadas al Planeta Rojo.

Nuestra Señora de la Candelaria

Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria

También en esta isla puedes visitar pueblos con encanto tradicional como Garachico o Candelaria y playas salvajes como las de Benijo o La Tejita. Igualmente, es fácil avistar delfines y ballenas en sus costas y observar maravillosos bosques de laurisilva en el Parque Rural de Anaga, que también cuenta con paisajes volcánicos. Además, este último suma a su belleza natural un alto valor arqueológico pues la zona fue muy utilizada por los aborígenes de la isla para el pastoreo.

Pero también te ofrece Tenerife maravillosos monumentos. Los tienes en Santa Cruz, su capital, que cuenta con edificios como las iglesias Matriz y de San Francisco de Asís, el castillo de San Juan Bautista o el fuerte de Almeyda. Pero sobre todo los encontrarás en San Cristóbal de La laguna, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por su rica arquitectura colonial. Destaca en ella la catedral de Nuestra Señora de los Remedios, la basílica de Nuestra Señora de la Candelaria, el Real Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna, el convento de Santa Catalina de Siena o los palacios de Nava y Salazar.

Finalmente, si prefieres disfrutar del turismo de masas, el sur de la isla será tu destino. Localidades como Los  Crsitianos, Costa Adeje o Playa de las Américas están llenos de urbanizaciones, grandes complejos hoteleros, pubs y discotecas donde la diversión termina al amanecer.

Lanzarote, un paisaje lunar que ver en las islas Canarias

Si hay algo curioso que ver en las islas Canarias es Lanzarote por sus paisajes de aspecto lunar. Este se debe a las contínuas erupciones volcánicas que conformaron la isla hasta el siglo XIX. Algunos de estos cráteres todavía conservan actividad y dan lugar a fenómenos tan curiosos como los géiseres.

En el Parque Nacional de Timanfaya encontrarás un verdadero mar de lava solidificada que confiere al paisaje espectaculares tonos rojizos, ocres y negros. Pero también te aconsejamos que veas los Jameos del Agua, una creación de César Manrique que armoniza a la perfección la naturaleza y la mano del hombre. De este mismo artista son el Mirador del Río, con sus espectaculares vistas del archipiélago Chinijo, y el Jardín de Cactus. Pero también tienes magníficas playas en Lanzarote como la enorme de Famara o la salvaje del Risco, así como preciosos pueblos típicos como Teguise.

Los Jameos del Agua

Jameos del Agua

La Graciosa, hermana menor entre las islas Canarias

A solo treinta kilómetros de la anterior, La Graciosa es la isla más pequeña de las Canarias y quizá también la más exótica. De hecho, solo puedes llegar a ella en barco desde Lanzarote. Pero el viaje merece la pena porque descubrirás una verdadera maravilla de la naturaleza en la que podrás descansar como en pocos sitios.

No dejes de disfrutar de playas como la de la Francesa y la de Cocina, con sus aguas color azul turquesa y sus arenas blancas. Sube a la Montaña Amarilla, el más importante de los conjuntos volcánicos de la isla y que destaca, justamente, por ese tono cromático. E igualmente prueba la gastronomía tradicional canaria en los bares y restaurantes de Caleta de Sebo o sube en un todoterreno hasta la aldea de Pedro Barba, una urbanización donde solo hay agua y luz, por lo que gozarás de la máxima tranquilidad.

La Gomera, un bosque subtropical de laurisilva

Pese a todo lo que te hemos dicho, si quieres visitar una isla canaria en la cual la naturaleza es impresionante, vete a La Gomera. Toda ella es Reserva Natural de la Biosfera y buena parte de culpa la tienen los bosques de laurisilva de su Parque Nacional de Garajonay.

Este parque ocupa el diez por ciento de la superficie de la isla y está catalogado como Patrimonio de la Humanidad. Además de la vegetación que te hemos mencionado, posee una fauna con muchas especies endémicas.

Pero La Gomera también cuenta con grandes acantilados rocosos que caen sobre playas de arena negra. En uno de ellos encontrarás el mirador de Abrante, desde el que obtendrás impresionantes vistas de la isla de Tenerife. E igualmente con varios monumentos naturales como la Fortaleza de Chipude, una colosal meseta en la que se han encontrado numerosos restos arqueológicos.

Garajonay

Parque Nacional de Garajonay

Finalmente, en San Sebastián de La Gomera, capital de la isla, disfrutarás de un pueblo genuinamente canario al tiempo que visitas algunos monumentos interesantes. Entre estos, la Torre del Conde, una fortificación del siglo XV; la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que combina los estilos gótico, mudéjar y barroco; la sencilla ermita de San Sebastián, patrono de la isla, y el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús.

Por otra parte, si puedes, disfruta de una exhibición del famoso silbo gomero, el lenguaje silbado con que se comunicaban los nativos a través de las montañas gracias al eco. Desde hace unos años, figura inscrito en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La Palma, tierra de grandes volcanes

Si la Gomera te ofrece una exuberante naturaleza, otro tanto podemos decirte de la isla de La Palma, que también es Reserva de la Biosfera. Igualmente, cuenta con frondosos bosques de laurisilva, pero sobre todo destaca por sus espectaculares volcanes.

El más importante es la Caldera de Taburiente,  que es el mayor cráter volcánico emergido del mundo con siete kilómetros de diámetro y en torno a la que se ha creado un parque nacional. Uno de los montes que circunda la caldera es el Roque de los Muchachos, donde se halla un observatorio astronómico y que tiene 2426 metros de altura.

Precisamente las rutas de senderismo son uno de los grandes atractivos de la isla. Entre las que puedes hacer se encuentran la Ruta de los Volcanes, la del Bosque de los Tilos o la del Cubo de la Galga. También puedes visitar el parque natural de Cumbrevieja y Teneguía, donde se hallan las Salinas de Fuencaliente, un lugar con mágicos atardeceres. Igualmente verás en ese parque el volcán Teneguía, fruto de la última erupción de las islas Canarias, que sucedió en 1971.

La Caldera de Taburiente

Caldera de Taburiente

Finalmente, te aconsejamos que visites Santa Cruz de La Palma, capital de la isla. Es una pequeña villa con un precioso casco histórico colonial en el que destaca la plaza de España, considerada el mejor conjunto renacentista de Canarias.

También debes conocer el Real Convento de la Inmaculada Concepción; el Museo Naval Barco de la Virgen, que se halla en el interior de una réplica de la carabela Santa María, el Convento de San Miguel de las Victorias y el barrio de San Telmo, con sus preciosas casas de estilo tradicional canario. Todo ello sin olvidar la tranquila playa de arena negra de la localidad.

El Hierro, otra joya que ver en las islas Canarias

Continuamos nuestra exposición de lo que ver en las islas Canarias con la más desconocida de todas ellas: El Hierro. También declarada Reserva de la Biosfera por sus espectaculares bosques; sus volcanes de muchos colores que, como en el Monumento Natural de las Playas, terminan en cortados ante el mar, y por su naturaleza casi salvaje.

Pero, sobre todo, por lo que albergan sus aguas. Los mejores tesoros de El Hierro se hallan bajo en el mar. Destaca especialmente la Reserva Marina de La Restinga, donde practicar el submarinismo es observar una biodiversidad única.

Su pequeña capital es Valverde, que curiosamente no está a orillas del mar, sino en el interior. En ella puedes ver la iglesia matriz de Nuestra Señora de la Concepción, edificada en el siglo XVIII con un estilo barroco de transición al clasicismo. Pero, si quieres empaparte de la cultura tradicional de la isla, visita pueblos como Tiñor o Guarazoca, con sus casas de techo de paja. Además, muy cerca del último tienes el Mirador de la Peña, que fue diseñado por César Manrique, de quien ya te hemos hablado, y que te ofrece maravillosas vistas del Valle del Golfo.

El monumento Natural de las Playas

Monumento Natural de las Playas

Fuerteventura, la isla de las playas

Terminamos nuestro recorrido por las islas Canarias en la preciosa Fuerteventura, cuyo máximo valor son playas kilómétricas perfectas para practicar el surf u otros deportes acuáticos. Algunas de ellas, como la de El Cotillo, las del Islote de los Lobos o las más salvajes de la Península de Jandía se hallan entre las mejores de todo el archipiélago.

Pero Fuerteventura es singular por muchas otras cosas. Para empezar, pese a estar poco habitada, se trata de la segunda isla más grande de las Canarias en cuanto a extensión. Aunque más peculiar todavía es por su interior, que nada tiene que ver con El Hierro o La Gomera. En la parte central de la isla verás paisajes áridos y secos que te transportarán a desiertos lejanos.

Finalmente, no olvides visitar en Fuerteventura miradores como el de Las Peñitas o el de Morro Veloso y pueblos típicos como Betancuría, tendida en una llanura y con su iglesia de la Concepción, cuyos orígenes se remontan al siglo XV, o  Corralejo, situada en un parque natural y que te ofrece maravillas como sus famosas dunas. Sin olvidar su capital, Puerto del Rosario, donde tienes varios museos.

Cómo llegar a las islas Canarias

EL archipiélago está muy bien comunicado por vía aérea con todo el mundo por tratarse de uno de los lugares favoritos para el turismo del planeta. No obstante, solo las islas de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote cuentan con aeropuerto internacional. Para llegar al resto de ellas, tendrás que hacer escala en uno de los anteriores.

Las Dunas de Corralejo

Dunas de Corralejo

También puedes elegir el barco para viajar a las islas canarias. Hay líneas marítimas que tienen rutas semanales desde Cádiz y Huelva con las más grandes. Luego, también tienes servicio de embarcaciones hasta las islas más pequeñas. Por ejemplo, para llegar a La Graciosa, como te decíamos, es el único medio de transporte.

Por otra parte, las carreteras de las distintas islas están en bastante buen estado general. Lógicamente, las más pequeñas tienen vías de tráfico rodado más humildes, pero que no ofrecen problemas.

En conclusión, si te preguntabas qué ver en las islas Canarias, te diremos que lo tienen todo. Una naturaleza volcánica y de bosques única en el mundo; impresionantes monumentos tanto de tipo colonial como tradicional canario y todo ello acompañado de un clima envidiable. ¿A qué esperas para conocerlas?

 

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*