Capitales de Oriente Medio

Capitales de Oriente Medio

A pesar de los muchos prejuicios que todavía sigue inspirando entre algunos viajeros, Oriente Medio es un rincón del planeta influenciado por ese exotismo y magia propios de Las mil y una noches que eclosiona en forma de bellas mezquitas, bazares de mil colores y gentes hospitalarias. No te pierdas este recorrido por las capitales de Oriente Medio.

Riad (Arabia Saudita)

Riad en Arabia Suadita

Si bien no es la más popular de las capitales de Oriente Medio, Riad compone un mosaico de atracciones digno de visitar. Desde su majestuoso distrito financiero hasta el castillo de Masmak, pasando por el ambiente de Kingdom Center, Riad supone la ciudad hecha contradicción.

Manama (Baréin)

Manama en Baréin

A diferencia de otros países vecinos como el estricto Arabia Saudita, el isleño Baréin encuentra en su capital, Manama, uno de los epicentros más cosmopolitas del mundo árabe. Su variedad de culturas, un distrito financiero erigido gracias a las riquezas petrolíferas o iconos monumentales como la mezquita Al-Fateh componen una de las ciudades más curiosas del Golfo Pérsico.

Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos)

Abu Dhabi

Aunque Dubái sea la cara más famosa de los Emiratos Árabes, Abu Dhabi continúa siendo el gran referente económico. Una ciudad nacida de un pequeño pueblo de pescadores en una isla en forma de T donde los hoteles, sus mezquitas doradas, ese paseo marítimo llamado Corniche o un plan urbano que amenaza con invadir otras islas configuran la perfecta muestra de la fastuosidad árabe. Sin duda, una de las capitales de Oriente Medio más fascinantes.

Bagdad (Irak)

Bagdad en Irak

Considerado como uno de los grandes epicentros árabes de la Antigüedad, Bagdad es hoy una de las ciudades menos visitadas de Oriente Medio pero no por ello deja de ser fascinante. Su famoso puente de dos niveles, el Museo de Historia de Irak o la famosa Torre de Bagdad son solo algunos ejemplos del encanto de esta ciudad erosionada por los males del mundo.

Jerusalén (Israel)

Jerusalén en Israel

Epicentro de una nación israelí tan fascinante como contradictoria, Jerusalén supone un deleite no solo para los seguidores del cristianismo, sino de la historia en general. Nada mejor que inspirar el encanto místico del Muro de las Lamentaciones, contemplar la fascinante Torre de David o recorrer las sendas del Monte de los Olivos para deleitarse con una ciudad que más de 5 mil años después continúa siendo sinónimo de Historia.

Ammán (Jordania)

Ammán en Jordania

Antes de alcanzar lugares como la famosa ciudad de Petra, la capital de Jordania supone la mejor excusa para perderse entre callejuelas, bazares y restos de otro tiempo. Descubre el encanto del Templo de Hércules, la historia a través de su Museo Arqueológico y, sobre todo, las vistas desde una Ciudadela donde conviven desde un fastuoso teatro romano hasta mezquitas dormidas.

Kuwait (Kuwait)

Kuwait

Durante muchos años, la capital de Kuwait fue uno de los principales nexos comerciales entre India y Oriente Medio hasta sucumbir al poder del imperio británico tras la Primera Guerra Mundial. De cierta influencia india, esta ciudad gira en torno a su gran mezquita o unas torres insignia en la mayoría de capitales orientales como la Torre de la Liberación o las homónimas Torres de Kuwait.

Beirut (Líbano)

Beirut en Líbano

Conocida como “el París de Oriente Medio“, la capital libanesa supone una perfecta combinación entre modernidad y tradición gracias a lugares como el barrio Al Hamra, centro de compras y coquetos cafés, la imponente mezquita de Mohammad al-Amin o, especialmente, el Museo Nacional de Beirut, donde conviven desde ánforas griegas hasta restos arqueológicos bizantinos.

Mascate (Omán)

Mascate en Omán

Considerado como uno de los países más pacíficos de Oriente Medio, Omán despierta al viajero en forma de capitales como Mascate. Símbolo de una opulencia árabe gloriosa, esta ciudad atrapada entre mar y desierto cuenta con lugares hipnóticos como la Mezquita del Sultán Qaboos, un espectáculo de minaretes, grabados dorados y lámparas de araña sin igual, su famosa Ópera o el Palacio de Al Alam.

Doha (Qatar)

Doha en Qatar

Asomada al Golfo Pérsico, Doha es otra de las ciudades insignia de Oriente Medio gracias a sus fastuosos contrastes, desde su distrito financiero hasta la Corniche, paseo marítimo que anuncio nuevos barrios futuros, o el enorme Souq Wasif, uno de los zocos más carismáticos del mundo árabe. Ideal para visitar durante una escala larga.

Damasco (Siria)

Damasco en Siria

Con más de 4 mil años de historia, Damasco está considerada como una de las capitales más antiguas del mundo. Una ciudad que ha visto peligrar sus patrimonios durante unos últimos años de Guerra Civil que ha afectado a lugares la Ciudad Antigua de Damasco, un conjunto de mezquitas, arcos y murallas romanas convertido en icono de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad en 1979.

Saná (Yemen)

Saná en Yemen

Otra de las ciudades antiguas más fascinantes es la yemení Saná, cuyo casco antiguo, de influencias etíopes, otomanas y musulmanas está amenazada por los numerosos conflictos que amenazan la zona, tal y como alertó el comité de la Unesco en 2015. Nombrada Capital Árabe de la Cultura en 2004, Saná es un erosionado deleite para los sentidos.

El Cairo (Egipto)

El Cairo en Egipto

Aunque la capital egipcia debe mucho a las cercanas pirámides o un río Nilo ya convertido en icono de Egipto, El Cairo posee una personalidad que seducirá a quienes se dejen caer por ella. Una de las grandes ciudades del mundo árabe y África gira en torno a la mítica Ciudadela de Saladino, ubicada sobre un cerro, mezquitas como la de Muhammad Alí o un Museo Egipcio convertido en un icono para los amantes de la historia.

Teherán (Irán)

Teherán en Irán

Cada vez más abierto al turismo, el país iraní libera unas joyas monumentales ocultas hasta ahora por malos titulares y que seducen a todo visitante en busca del encanto de Las mil y una noches. Déjate caer por su Gran Bazar, y enlaza con el legendario Palacio Golestan para finalizar  contemplando las mejores vistas de la ciudad desde la Torre Milat.

Ankara (Turquía)

Ankara en Turquía

Si bien Estambul representa a esa Turquía exótica y fascinante, la verdadera capital también esconde algunas joyas monumentales dignas de mención. Desde el mausoleo Anitkabir hasta su famoso Museo de Civilizaciones, Anakara confirma el potencial de gigante turco como perfecto nexo entre Oriente y Oriente.

¿Con cuál de estas capitales de Oriente Medio te quedas?

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?