Cerro del Cubilete

Cristo Rey en Silao

Si llegamos hasta el municipio de Silao, situado en el estado de Guanajuato veremos cómo hay una montaña que destaca entre todas las demás. Será ahí, donde podamos distinguir el llamado Cerro del Cubilete que tiene como protagonista al Cristo de la montaña. Fue construido en los años 1940 y cuenta con una altura de poco más de 2579 metros.

El Cerro del Cubilete es uno de los lugares más visitados de México. Sin duda, es un lugar de culto pero además de ello, nos lleva a vivir una aventura sin igual. Las vistas y el lugar nos sumergen en una paz y belleza únicas. Si quieres saber un poco más de esta zona así como de su historia, no te pierdas lo que sigue.

Dónde está el Cerro del Cubilete

Como bien hemos indicado, el Cerro del Cubilete está a unos 28 kilómetros de Guanajuato. Para llegar hasta él, puedes tomar la carretera que va hacia Silao-León. También puedes ir por autopista pero sin duda, no merece la pena pagar por este sencillo trayecto. Una vez allí, puedes dejar el coche en la zona baja y comenzar a caminar. Aunque también podrás subirlo porque tiene su zona para aparcar. Claro que si quieres hacer el camino todavía más sencillo, son numerosos los autobuses que pasan por esta zona, así como los tours guiados que puedes contratar.

Cómo llegar al Cerro del Cubilete

Historia del Cristo del Cerro

Después de la donación de estos terrenos, se celebró una misa, por lo que el sacerdote sugirió colocar una placa conmemorativa. Tras ella surgió la idea de que fuera una imagen de Cristo lo que presidiera este lugar. En el año 1920 se colocó la primera primera, pero poco tiempo después, fue bombardeado. Aunque en el año 1944, volvió a resurgir esta zona con un nuevo comienzo. En este caso, tanto la imagen como el edificio fueron construidos bajo la tendencia denominada Art Decó. Algunas informaciones apuntan a que en este lugar pudo haber un volcán pero no es algo que esté corroborado.

Llegada al Cerro

Una vez que llegas a la zona, los caminos se van sucediendo. Es un buen momento para comenzar tu caminata. El camino empedrado dejará a tu paso varios puestos con productos muy diversos. Podrás comprar algunas cosas típicas de la región y también bebidas o comida. Por lo que de este modo, el camino en sí se te hará mucho más ameno. En la parte más alta, se encuentra la basílica. Ésta tiene una forma circular, tipo globo terráqueo. Será en ella donde se pueden ver unas ocho columnas que representan las ocho provincias eclesiásticas de México.

Historia del Cerro del Cubilete

Además, junto al Cristo aparecen dos ángeles. Cada uno de ellos le ofrece una corona. Una es la gloria y otra, el martirio. Aunque sin duda, hay detalles que solo podremos disfrutar una vez estemos cerca, el monumento puede verse desde la lejanía. La estatua mide unos 20 metros y pesa, alrededor de 80 toneladas. Se dice que es la más grande del mundo hecha en bronce.

Cuándo visitar el Cristo Rey

Aunque todo el año llegan peregrinos de todas las partes del mundo, bien es cierto que este lugar también tiene sus días especiales. El día 21 de noviembre es el día de la fiesta de Cristo Rey. Un día lleno de música y de momentos inolvidables que siempre reúne a gran cantidad de personas. Por lo que si quieres estar un poco más tranquilo, el resto del año, puede ser tu mejor opción. Además, puedes asistir a las misas que se ofrecen en este lugar, desde primera hora de la mañana hasta las 18:00 h de la tarde.

Qué ver cerca del Cerro del Cubilete

Ahora que ya hemos descubierto uno de los puntos clave de este lugar, no nos podemos marchar sin ver Guanajuato. La antigua ciudad minera fue denominada Patrimonio de la Humanidad en el año 1988. Cuenta con un gran legado cultural y en ella podremos disfrutar del mirador llamado Pípila. Subirás a lo alto de un cerro y disfrutarás de las grandes vistas que nos deja este lugar.

Guanajuato México

Por otro lado, tampoco nos podemos olvidar de Teatro Juarez, aunque tendrás que pagar entrada y un suplemento por hacer fotografías. Un paseo por el museo Alhóndiga de Granaditas, donde conocerás la historia de México a través de sus salas. Justo en el centro de la ciudad, no te puedes perder la universidad. Ni tampoco el museo iconográfico de Don Quijote o la Casa de Diego Rivera. Para cerrar el recorrido, nos quedamos con una bonita leyenda. Tendrás que caminar por el callejón del beso. Pero recuerda que en el tercer escalón, tendrás que darle un beso a tu acompañante. Solo así, tendrás 15 años de buena suerte, de lo contrario, serían 7 de pésima suerte.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Monumentos

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *