Chachapoyas, aventura y arquitectura milenaria

El departamento de Amazonas se caracteriza por albergar hermosos paisajes que rodean sus antiguas construcciones. Y es que al llegar a Chachapoyas, situada a 2.334 m.s.n.m., pareciera que uno ha retrocedido en el tiempo.

Lo cierto es que sus casas blancas con balcones tallados y techos de teja nos transportan de inmediato a otra época. Esta ciudad fue fundada en 1538 siendo es una de las más antiguas del Perú y su nombre proviene del vocablo quechua ‘sachapuyas’, que significa ‘monte de neblina’. Esto debido a la gran cantidad de nubes que suelen rodear la región.

Y para conocer su pasado milenario hay que viajar a tres horas y media de Chachapoyas (93 km al sureste) donde se encuentra Kuélap, imponente fortaleza de 600 metros de largo con muros de piedra de 20 metros de altura. En su interior alberga 420 casas de forma circular en su interior destacando el Tintero, el Torreón y el Castillo.

Igualmente son famosos los sarcófagos de Karajía, localizado a 48 km al noroeste y que es un sitio arqueológico donde hay siete sarcófagos antropomorfos de 2,5 metros de altura que se encuentran sobre un acantilado de 200 metros de profundidad.

Otro de los atractivos arquitectonicos son los mausoleos de Revash que se encuentran a 65 km de Chachapoyas. Alli hay construcciones funerarias o chullpas, formadas por estructuras de piedra que forman pequeñas casas construidas al borde de un acantilado.

Tambien se puede visitar el Museo de Leymebamba que expone objetos de gran valor histórico, entre los que se encuentran los restos de más de 200 momias  halladas en la Laguna de los Cóndores.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*