Platos exóticos de la cocina china

Si hablamos de platos exóticos, de sabores, condimentos y productos fuera de lo común, entonces la cocina china está a la cabeza. A los chinos les encanta comer y literalmente comen de todo.

Si bien es cierto que el ser humano es omnívoro y que muchas culturas respetan eso de que «todo bicho que camina va a parar al asador», China es sorprendente. Veamos hoy los mejores platos exóticos de China. ¿Estás preparado para impresionarte un poco?

La comida china

En líneas generales hay que tener presente que China es un país enorme y que tiene muchas etnias. Se cuentan poco más de 50 etnias distintas, cada una con su propia cultura.

Sí, la gran mayoría de los chinos son de la etnia Han, más del 90%, pero aún así, la enormidad del país hace que los ingredientes de la cocina china sean muy variados. Se cuentan cuatro grandes cocinas o conjuntos de recetas y técnicas, pero lo que llama la atención de los platos exóticos chinos son sus ingredientes.

Conozcamos algunos de sus platos más exóticos.

Cabeza de conejo fría

Este plato es bastante común en Chengdu, provincia de Sichuan, capital nacional del panda. En la cabeza del conejo no hay mucha carne y sí mucha grasa, pero sin dudas llaman la atención los dientes.

La cabeza de conejo es una delicatessen y lleva su tiempo prepararla. Primero la cabeza se blanquea en agua caliente y después se deja en remojo en una mezcla de sal, vino y polvo de jengibre por 12 horas. Después se cocina con otros sabores como chile picante, canela o hinojo durante diez minutos más o menos. Allí se deja más tiempo para que la carne absorba todos los sabores.

Finalmente, la cabeza de conejo está lista para ser servida sazonada con un poco de aceite de sésamo y chile en polvo. Comer esta pieza no es fácil y hay que ser habilidoso, tanto como cuando comes cangrejo o langosta. Los tours gastronómicos en Chengdu siempre incluyen este plato así que si vas, no dudes en probarlo.

Hay muchos vendedores callejeros y pequeños restaurantes que ofrecen este aperitivo. Sí, no es un plato principal sino algo que se sirve con la bebida o como plato secundario.

Lenguas de pato y caballitos de mar

Esto se come también en Chengdu y según dicen, por lo menos las lenguas de pato, no son feas. ¿Comes lengua de vaca? Entonces no debería impresionarte la lengua de pato. Desconcierta un poco la forma, o impresiona, en especial la base que pareciera tener raíces con forma de tentáculos.

Con respecte a los caballitos de mar, bueno, aquí la palabra caballo no está relacionada al animal. Aquí son peces así que se comen, más allá de la forma que tengan. Suelen clavarse en palillos o secarse con polvo para ser agregados al vino de arroz, la sopa o el té. Además, se usan en la medicina china así que su consumo tiene una alta demanda.

Penes de animales

Puedes pedirlo en Beijing y este plato se considera una delicia de la cocina china. El menú puede mostrarte penes de distintos tamaños y de distintos animales. Sí, además del pene de oveja puede ser que te ofrezcan pene de toro, de cordero y de perro. Parece que los chinos consideran que es bueno para la salud y que tiene propiedades afrodisíacos. 

Los penes más blancos son mejores para las mujeres y los más oscuros se sirven a los hombres. Se trae la pieza con el caldo en el que ha sido cocinado o sobre un plato mas amplio, distribuidos cual aperitivos. Obviamente, comer pene no se trata tanto del sabor sino de la textura, ya que es un cuerpo cavernoso.

Parece que el sabor es muy suave y que depende mucho de la salsa en la que lo sumerges para comerlo. Dicen que el pene de toro es mas similar a un trozo de carne cualquiera, aunque con mucho sabor a grasa.

El pene de cordero parece un tendón, largo y delgado y bastante parecido a un chicle. Y el pene de perro es más duro y con más sabor. Hay que masticarlo mucho para que afloje el sabor a medida que sus jugos van saliendo.

Ojos de atún

Los ojos de atún se comen tanto en China como en Japón. También se consideran un plato super sabroso y mientas en algunos lugares se comen crudos, en otros es más común cocinarlos. En el caso de Japón, suelen cocinarse con sopa miso.

Los ojos de atún que se cocinan cambian de color y dejan de ser transparentes para ser más blanquecidos y firmes. Los músculos y grasa alrededor parece que son el punto más sabroso del plato. Dicen que tienen un sabor intenso pero no desagradable, parecido a los mejillones.

Cada pieza de ojos de atún es rica en Omega 3.

Testículos de pollo

Si vas de visita a Hong Kong tal vez te encuentres en el menú de muchos restaurante con este plato.

Parecen judías grandes y blancas. Se hierven o se fritan y el interior siempre queda suave. Se sirven en caldo y los puedes pedir acompañados con arroz o fideos.

Escorpiones

Este plato también se considera una exquisitez en China. Se cocinan de varias maneras: a la parrilla, fritos, grillados o vivos, si te animas. Los escorpiones fritos son los más comunes.  Estos insectos tienen un aguijón que no se retira pero no hay de qué preocuparse, no son venenosos si se los expone al calor. Eso sí, sus patas deben ser removidas.

Los escorpiones no son una comida tradicional en China, son comidas en ciertas comunidades o en los mercadillos, pero no dejan de ser exóticos y poco frecuentes.

Sopa de serpiente

Este plato se originó en el sur de China, en lo que hoy se conoce como provincia de Guangdong. Se conoce por lo menos desde el tercer milenio antes de Cristo y en tiempos antiguo era un lujo que solo los ricos podían pagar. Después, se popularizó más en el siglo XVIII.

Suele comerse en Hong Kong, especialmente durante el invierno, como forma de alentarse. Se considera un plato más gourmet y a veces, la sopa se sirve con la serpiente enroscada dentro del bol, para impresionar. Parece que sabe un poco más salada que el pollo y que su carne es más bien chiclosa.

La tradición de comer sopa de serpiente es milenaria y el plato en sí puede llegar a contener, si no el animal entero, al menos cinco especies de serpientes distintas. La carne se hierve con huesos de cerdo, pollo y especias y así el caldo resultante es bien sabroso. Todo hierve muchas horas y se agregan hongos, hojas de crisantemo, jengibre, lemongrass e hierbas para que el caldo sea algo dulce y picante a la vez.

A veces la serpiente se corta en rodajas y como dije al principio, quien lo come lo compara con el pollo aunque algo mas duro. En las calles de Hong Kong podrás ver restaurantes que dicen «Snake King», en chino, y suelen servir además de la sopa otros platos a base de serpiente como cacerolas, serpiente frita y demás.

Si te atrae la idea de comer sopa de serpiente no dejes pasar la oportunidad, porque estos restaurantes están en extinción ya que requieren una experiencia y arte que ya no se practica tanto.

Pajaritos y palomas

Comer palomas no es algo que debiera espantarnos. Después de todo los europeos comían palomas hasta no hace mucho tiempo. Pero comer pajaritos de esos que sueles ver en el parque … es otra cosa, ¿no es cierto?

Mucho más si los ves clavados en un palillo, enteros, marinados y dispuestos a ser devorados. Comer palomas es una delicia cantonesa y también figura en el menú de muchos restaurantes de Hong Kong y de otras ciudades.

En Hong Kong solamente se consumen 800 mil palomas al año. No se las cría como a los pollos así que tienen otro precio y suelen aparecer en banquetes y celebraciones familiares. La paloma entonces es el ingrediente principal de un festín. A veces se las cocina a las brasas o se las cocina en una olla de barro, dentro de caldo con canela y anís por 20 minutos. Se cuela, se enfría y se fríe de manera tal que su piel quede crujiente pero húmeda.

También se la hierve, si la sopa es el primer plato, o se le saca la carne, se la pica y se fríe con vegetales para servirla luego sobre hojas de lechuga. Si la paloma o el pajarito se cortan en piezas pequeñas puede ser que el plato triga raíces de bambú, salsa de ostras, nueces picadas, hongos y cebolleta para comer con la mano. En realidad, los pajaritos y las palomas se cocinan de muchas maneras distintas.

Estos son algunos de los platos exóticos de la cocina china. ¿Te animas a probar alguno?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*