Cohabitación y coalojamiento, diferencias y puntos en común

 Coalojamiento

El punto en común es la cohabitación, pero para el coalojamiento el tiempo es limitado. Estos momentos de vida en común crean lazos sociales (discusiones, debates, convivencia, intercambio de información…). En ambos casos, existen zonas comunes y zonas privadas. En el coalojamiento, hay que organizarse antes de que lleguen los huéspedes. En la cohabitación, los lugares están pensados para vivir en común.

Algunos sitios de internet funcionan como intercambio de casa. Se trata de páginas de anuncios con ofertas y demandas. Es posible encontrar una habitación en casa de un particular. Las ofertas proceden de particulares. Normalmente, los anuncios no proceden de alojamientos estándar, como hoteles, hostales, o pensiones.

Estas páginas ofrecen a los propietarios de un alojamiento alternativo que publiquen sus anuncios de alquiler, para que puedan ser contactados por otros inquilinos en busca de convivencia y de alojamientos menos caros.

En cualquier caso, hay que reconocer que estos sitios de internet todavía no tienen muchas ofertas de alojamiento. Sin embargo, es cierto que si el coalojamiento irá desarrollándose con más fuerza, los profesionales de la hostelería deberían comenzar a tenerlo en cuenta de cara a sus propias ofertas.

Más información – Las vacaciones, el mejor momento del año

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *