La bebida de los colombianos, el aguardiente

aguardiente colombiano

Cada país tiene su propio licor o bebida nacional. El de Colombia es el aguardiente, sin duda la bebida alcohólica más emblemática y querida.. Acompáñanos en este viaje por tierras colombianas al encuentro del calor y el sabor de sus mejores aguardientes.

Antes que nada, hay que aclarar que el aguardiente (conocido con distintos nombres en diferentes partes del mundo), es una bebida tan antigua como extendida. Se sabe que ya era destilada en la época medieval. La denominación de «agua ardiente» se refería a su alto contenido en alcohol, que lo convertía en una sustancia inflamable. Otro nombre más amable que también se usó y se sigue usando es el de «agua de vida» (aqua vitae), que evoca su contenido espirituoso.

La caña de azúcar, originaria del Sudeste Asiático, llegó a América de la mano de los españoles. Los destilados de caña dieron lugar a diversos licores como el ron en la región caribeña y la cachaça en Brasil. En el caso de las regiones andinas, el resultado fue el aguardiente. La creencia, bastante extendida, de que el aguardiente colombiano tiene su origen en una bebida quechua anterior no es más que un mito.

La primera destilería de Nueva Granada data nada menos que el año 1784: la “Real Fábrica de Destilaciones del Nuevo Reino”, en Villa de Leyva. Después de la independencia, el estado colombiano regularizó la producción de aguardiente, prohibiendo la fabricación artesanal.

Características del aguardiente colombiano

El típico aguardiente colombiano se consigue a partir de una base de alcohol destilado de la caña de azúcar concentrado al 94% o al 96%. Este alcohol es muy seco, pero es suavizado con esencias de anís y jarabe de azúcar. Cada productor tiene su propia receta y cada región su propio gusto.

Para un bebedor profano puede resultar difícil hallar matices y diferencias. A diferencia de otras bebidas como el whisky, el aguardiente (también llamado guaro) no ofrece aromas ni sabores evidentes. Eso no quiere decir que no se ponga el máximo cuidado para respetar las cantidades y proporciones que otorgan a esta bebida su esencia más auténtica, al contrario. Se necesita, eso sí, un olfato y un paladar bien entrenados para captarlos y disfrutarlos.

coctel colombia

EL aguardiente se consume en Colombia de muchas formas

A la hora de catar un buen aguardiente colombiano es preciso tener en cuenta su alta graduación. Es posible que el primer trago «queme» la boca, pero en los siguientes ya se pueden empezar a apreciar la calidez y los matices a los que nos referíamos en el párrafo anterior.

También es justo señalar que el aguardiente colombiano no procede de Colombia al cien por cien. En la mayoría de los casos, el anís con que se fabrica se elabora con aceites esenciales importados desde España; por otra parte, el alcohol de caña (llamado tafia en el argot de los productores) procede en su mayor parte de Ecuador.

Mejores marcas

Existen muchas y reconocidas marcas de aguardiente colombiano. El aguardiente Antioqueño es uno de los más famosos tanto dentro como fuera de las fronteras del país. Se produce en la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) a partir de melaza, mieles y azúcar de la caña, ofreciendo tres variedades: tapa azul, tapa roja y tapa verde. Hay que destacar también una variedad premium llamada Aguardiente Real 1493 de sofisticados aromas y con un cuidado envasado en una lujosa botella de cristal donde aparecen grabadas una caña de azúcar y una flor del anís.

nectar

Las mejores marcas de aguardiente colombiano

El principal competidor de Antioqueño a nivel nacional es el aguardiente Néctar, destilado en Cundinamarca. También esta marca ofrece una variedad exclusiva de aguardiente llamada Néctar Premium, de sabor más dulce y suave.

Recientemente se ha popularizado también la marca Mil Demonios, en la ciudad de Cartagena de Indias. Este ron presume de ser elaborado siguiendo la vieja receta del aguardiente clandestino de la época colonial. Puede que se trate sólo de un recamo publicitario, pero ¿por qué no probarlo?

Otras marcas de aguardiente muy populares en Colombia son Blanco del Valle, Caucano, Cristal, Líder, Llanero, Nariño, Origen, Platino y Tres Esquinas, entre muchas otras. Este licor se produce en 16 de los 32 departamentos del país, así que hay mucho donde elegir.

Cómo tomar aguardiente

A esta pregunta, casi todos los colombianos responderán sin dudar un instante que, ante todo, hay que tomar el aguardiente «en buena compañía». Cabe recordar que se trata de una bebida de alta graduación que debe ser consumida con moderación. Estas son las fórmulas más habituales:

  • Shot (chupito), en vasos muy pequeños. Resulta más agradable servido a temperatura fría, aunque por otra se pierden parte de sus sensaciones cítricas y frutales.
  • En vaso corto, opcionalmente acompañado de un toque de agua o soda y rematado con una pequeña rodaja de limón.
  • En vaso largo, con mucho hielo y acompañado de zumos de frutas tropicales o cítricos.

Para acompañar el aguardiente, los expertos aconsejan consumir frutas tropicales ne pequeñas porciones. También «casan» bien con esta bebida el coco y la naranja.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   MARIA ESTHER RICO dijo

    En Colombia tenemos variedad no solo de flora y fauna sino de cultura: cada región se identifica por su folklor, su gastronomía y su costumbres

    En Boyacá por ejemplo: tenemos en Tunja, la fabrica de licores de Boyacá, allí se produce aguardiente Lider, Onix sello negro y Ron Boyacá.

    Se encuentran sitios de interés turístico como Villa de leyva el Valle de Tensa, Paipa, Tunja. Aquí se encuentran sitios de interés que datan de la colonia como es la Catedral Basilicia Metropolitana Santiago Apostol, la Casa del Fundador el Capitan Gonzálo Suárez Rendón, la Casa del Escribano Juan de Vargas, la casa de la Hinojosa que dieron mucho de que hablar en la colonia, el Archivo Regional de Boyacá que tiene una gran historia, el Pozo de Hunzahúa o pozo Donato,los cojines del diablo, lugar en donde los chibchas adoraban todos los días el sol y la luna y hacían sacrifios a sus deidades, el monumento al Trigo que según la historia fué en donde se sembró por primera vez el trigo en américa en la época de la colonia.

  2.   Javier Delgado Sinta dijo

    Aguardiente antioqueño como tomarlo