Novena de aguinaldos, unión familiar

novena aguinaldos

La Novena de Aguinaldos es una de las tradiciones navideñas más importantes y más arraigadas de Colombia. También es muy popular en otros países de América del Sur, como Venezuela o Ecuador. Su importancia trasciende al fenómeno meramente religioso, convirtiéndose en un acto social y un rito destinado a la unión de las familias.

En época de Adviento, durante nueve días (del 16 al 24 de diciembre, ambos incluidos), familias de todo el país se reúnen para rezar juntos y cantar villancicos. El punto de encuentro siempre es el Belén o el Nacimiento, ubicado en una lugar central de la casa. La palabra «novena» deriva precisamente de esas nueve jornadas. Un emotivo preludio a la Navidad.

Origen de la novena de Aguinaldos

Esta hermosa tradición católica nació en tierras americanas, en la época colonial. En realidad fue Fray Fernando de Jesús Larrea, un religioso​ franciscano nacido en Quito, quien iniciaría esta práctica. Todo se inició en el año 1725, después de su ordenación como sacerdote. La idea de rezar junto al Pesebre del Niño Jesús durante los nueve días previos a la Navidad tuvo una gra acogida entre los devotos.

Sin embargo, la forma en la que hoy las familias celebran la Novena de Aguinaldos en Colombia se debe a las modificaciones llevadas a cabo por la madre María Ignacia, a finales del siglo XIX. Ella fue la que dio forma canónica a estas oraciones, agregando además los gozos, que es como se llama a las canciones que van intercaladas entre plegaria y plegaria.

Y sin embargo, no ha llegado hasta nuestros días una sola versión de la Novena de Aguinaldos, sino varias. Las hay que se recitan en castellano antiguo, un tanto pasado de moda y alejado de la sensibilidad del presente, usando por ejemplo una forma de «vos» reverencial. Otras en cambio se han modificado a fin de actualizar la oración al lenguaje moderno.

Este simpático video se resume muy bien el significado del rezo de la Novena de Aguinaldos en la sociedad colombiana:

Como ves, para los colombianos la Novena de Aguinaldos no es sólo una tradición religiosa, sino también una razón para reforzar los vínculos entre amigos y familiares. La gastronomía navideña y la música tampoco faltan a esta cita.

El rezo de la Novena

A pesar de su tono desenfadado y su carácter familiar, la Novena de Aguinaldos es una ceremonia que sigue unas pautas y reglas bien marcadas. Se empieza siempre el 16 de diciembre y finaliza el día de Nochebuena. En algunos hogares el rezo tiene lugar antes de la cena, mientras que en otros se deja para después.

novena de aguinaldos

La Novena de Aguinaldos se celebra en familia

La idea que subyace en este rito es el recuerdo de los meses previos al nacimiento de Jesús, un periodo que culmina con su nacimiento en Belén. La madre María Ignacia, que estandarizó el modo de rezar las novenas, estableció el orden de las oraciones del siguiente modo:

  1. En primer lugar se recita la oración para todos los días, siguiendo fielmente el texto original de Fray Fernando de Jesús Larrea. Tras esta lectura, se reza tres veces el «Gloria al Padre».
  2. Se sigue después con las consideraciones del día. Existe una para cada una de las nueve jornadas.
  3. La oración a la Santísima Virgen viene a continuación, seguida del rezo de nueve Avemarías (una por cada una de las novenas).
  4. Después llega el turno de la oración a San José, que también se lee todos los días. La lectura se remata con tres oraciones: el «Padre Nuestro», el «Ave María» y el «Gloria al Padre».
  5. Los Gozos o Aspiraciones para la venida del Niño Jesús conforman la parte musical  más animada de la novena. Una voz recita los cantos, que suelen ser respondidos por un coro.
  6. Después de esto llega la oración al Niño Jesús, que en cierto modo es la parte nuclear de la novena. Tras ella los particpantes aprovechan para formular sus peticiones al niño Jesús, generalmente deseos de salud y rosperidad para el hogar y la familia.
  7. La novena concluye con las oraciones finales, que casi siempre suelen ser el Padre Nuestro y el Gloria al Padre.

Estas oraciones y cantos deben ser rezados todos y cada uno de los nueve días. A modo de ejemplo de lo descrito anteriormente, este es el texto original de Fray Fernando de Jesús Larrea con el que se inicia cada una de las sesiones de la Novena de Aguinaldos:

«Benignísimo Dios de infinita caridad, que tanto amásteis a los hombres, que les disteis en vuestro hijo la mejor prenda de vuestro amor para que hecho hombre en las entrañas de una Virgen, naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio. Yo, en nombre de todos los mortales os doy infinitas gracias por tan soberano beneficio; y en retorno de él os ofrezco la pobreza, humildad y demás virtudes de vuestro hijo humanado, suplicándoos por sus divinos méritos, por las incomodidades con que nació, y por las tiernas lágrimas que derramó en el pesebre, que dispongáis nuestros corazones con humildad profunda, con amor encendido, con total desprecio de todo lo terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna, y more eternamente. Amén».


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)