Consejos para ver el Mausoleo de Lenin en Moscú

turismo Moscu

Una de las grandes atracciones en la Plaza Roja de Moscú es ver el cuerpo momificado de Lenin, Vladímir Ilich (1870-1924). En primer lugar, se recomienda llegar temprano y esperar en fila durante un par de horas.

La tumba está sólo abierto los martes, jueves y fines de semana de 10 a.m.-1 p.m., cuando la Plaza Roja está acordonada especialmente para esta ocasión.

Hay que saber que los guardias de seguridad estarán a la caza de todo extranjero que se comporta de manera inapropiada, que no desea ser identificado como tal. En este sentido, hay que asegurarse de llevar el pasaporte.

Otro detalle a tomar en cuenta es que no se permiten bolsas, por lo que serán incautados al igual que las cámaras que son absolutamente prohibidos, por lo que ni siquiera hay que intentarlo esconderlos.

Se aconseja mostrar un adecuado comportamiento dentro del claustro donde esta el féretro del ex líder comunista. No es el momento para hacer bromas. Lenin sigue siendo venerado en Rusia por lo que la “ceremonia” de ver el cuerpo de Lenin debe ser respetuoso.

La tumba de Lenin es oscura, hecha de piedra muy pulida y rodeado de personal de seguridad que está presente en cada rincón. Debajo de la caja de cristal, que es hace recordar a la de la Bella Durmiente, se halla el cuerpo momificado de Lenin que, se rumorea, es un sustituto del verdadero cadáver. Las manos son quizás la parte más espeluznante de él. Realista y azulada, hacen que uno se pregunte cuántos decretos nacionales y órdenes de ejecución firmó con ellas.

Cabe agregar finalmente que este mausoleo es el punto de peregrinación desde la muerte de Lenin en 1924. Una tradicion que se viene manteniendo incluso después de la caída de la URSS, peri que hoy son muchos los rusos que desean que el cuerpo de Lenin sea sacado del mausoleo para enterrarlo en un cementerio.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Vladimir dijo

    me pregunto: el que a uno no le guste la figura de Lenin, da derecho a decantarse tanto como antilenin como al autor de este escrito/basura? Preguntad en Rusia sobre de Lenin y Stalin y sabreis lo que los añoran. Comparar a Lenin con la Bella Durmiente es como comparar a Jesucristo con un jamon secandose al fresco

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*