Controversias en las declaraciones

El departamento de Bienestar Social y Familia del nuevo ejecutivo de la Generalitat de forma conjunta con el gobierno badalonense se contradicieron sobre el cierre por obras de la sede de la asociación de vecinos de la Salut Alta, local situado en la calle Victor Balaguer.

Fuentes de la consejería aseguran que el ayuntamiento fue quien propuso a la Generalitat una redistribución del espacio. Estas obras fueron aceptadas y eso significaba que en breve tendrían que trasladarse a otro local para seguir con su labor y que las obras pudieran empezar sin problemas. Eso dice la Generalitat y en cambio el gobierno local niega el haber solicitado dicha remodelación.

Algunos miembros del PP en el gobierno, dicen que el PSC miente, ya que hace tiempo se firmo un convenio para convertir el local en un espacio de integración de pequeños recién llegados.

Ahora solo queda esperar a ver como se soluciona el tema.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *