Convento de Santo Domingo

Convento de Santo Domingo

El edificio que hoy vemos en la actualidad no conserva prácticamente nada del que estuvo emplazado originalmente en 1266. Esto es debido a que la orden dominica observaba gran austeridad en sus formas y prohibía los elementos ostentosos y decorativos. La fecha clave del actual edificio parte de 1340, año en el que en Jerez se propaga la devoción a la Virgen de Consolación. En el interior de la iglesia, la nave principal es larga y estrecha, acabando en el retablo mayor y el coro. La techumbre antes de llegar al coro debió de reconstruirse en 1550, tras un derrumbe. A ambos lados de la nave central se abren una serie de capillas, cinco en el lado de la Epístola y cuatro en las del Evangelio. Junto al presbiterio se halla uno de los tesoros de la iglesia, la portada de Gracias. La capilla de la Virgen de Consolación , patrona de la ciudad durante un tiempo, se edificó en 1537. La Virgen de Consolación es una pequeña imagen de alabastro sentada y amamantando al Niño. Va sobre un carro tirado por bueyes, ya que, según la tradición, así fue encontrada. La nave del Rosario se llamaba anteriormente de San Pedro Mártir, por venerarse en ella las reliquias del santo. Es la nave que se encuentra en la entrada que tiene el azulejo de la Virgen del Rocío. La principal capilla de esta nave y la que le da nombre es la dedicada a la Virgen del Rosario, Patrona de los Montañeses residentes en Jerez, muy ligada a la orden de los dominicos. En otro artículo hablaremos más detenidamente de uno de los grandes elementos de este Convento, el Claustro de Santo Domingo.]]>
¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *