Costumbres y tradiciones de la sociedad sueca

Desde que Suecia, o más particularmente Estocolmo se ha convertido en un destino de las compañías de low cost, es como si el país nórdico hubiera entrado en el mapa del turismo y cada vez recibe mayor cantidad de visitantes. Si quieres viajar este verano, o en primavera a Suecia te enumeraré algunas costumbres y tradiciones para que no sientas que “estás haciéndote el sueco”, hay lingüistas que mantienen que la expresión procede de los marineros suecos que atracaban en los puertos españoles y aprovechaban su desconocimiento del idioma para entender solamente lo que les interesaba.

Ahora en serio, una cosa importante en Suecia es el tema de dar las gracias, la expresión “tack sa mycket tack, tack“, que se dice de forma muy rápida y que literalmente significa “muchas gracias, gracias, gracias” es una de las que más vas a oír en este país que a pesar de ser de los más modernos del planeta también siente gran arraigo y respeto por sus tradiciones.

En los negocios

dándose la mano

Si el motivo de tu viaje es por negocios ten muy en cuenta que los suecos son extremadamente puntuales, y para concertar las citas, se suelen hacer (al menos) con dos semanas de adelanto, así que olvídate de las reuniones de última hora.

El saludo habitual es un apretón de manos, ya sea un hombre o una mujer tu interlocutor, y a la hora de presentarse sólo utilizan su nombre, nada de apellidos. Es aceptable llamar al interlocutor directamente por su nombre.

Los suecos son muy modestos, así que cualquier demostración de riqueza es considerada una falta de amabilidad y ostentación. No es nada conveniente preguntar cuánto gana o cuánto cuestan su casa o su coche.

Fika, el descanso imperdonable

Reunión fika típica

Una palabra que no puedes obviar en las costumbres suecas es fika, significa tomar una pausa para el café en el trabajo u otras actividades. No te extrañe que los suecos ocupan los puestos altos entre los mayores bebedores de café del mundo. El líquido se acompaña con algunas galletas o algo ligero, y no puedes renunciar a él, muchas empresas suecas tienen descansos obligatorios para la fika, en los que ofrecen bebidas calientes a sus empleados, no se trata de tomarse un café rápido, sino de programar pausas de café a lo largo del día e interactuar con los compañeros, dicen que es el momento de tomar las mejores decisiones.

En las casas

Costumbres y tradiciones de la sociedad sueca

Si te invitan a una casa, lleva de regalo flores o una botella de vino, y si se trata de una celebración espera a que el anfitrión haga el brindis antes de beber. Y si tú eres el invitado de honor tendrás que dar un pequeño discurso de agradecimiento, en el que no puedes olvidar la palabra Skâl, que aunque significa cáscara, también tiene la traducción de brindis.

Al entrar en una casa no olvides quitarte los zapatos, o incluso, lleva un par de zapatos especiales que no haya usado para el exterior.

Si te comprometes con una chica sueca tendrás que respetar la trilogía del anillo, el primero de ello se regala el día que se formaliza la petición de mano, el segundo el día de la boda y el tercero tras el nacimiento del primer hijo. Con esta costumbre si miras la mano de una chica sueca, sabrás si está casada, comprometida o con hijos.

En los lugares públicos

Restaurante en Suecia

Los suecos son tan respetuosos con la privacidad que ni los vendedores de las tiendas, ni los camareros irán a preguntarte qué deseas, simplemente te recibirán con un breve saludo. Tendrás que ser tú quien reclame la atención.

Si vas con un grupo de amigo o con una chica o un chico, lo habitual es que cada uno pague lo suyo. Ten en cuenta que los suecos llevan en sus genes la igualdad de los sexos, el respeto a las minorías y a los extranjeros, así que cualquier broma respecto a uno de estos temas puede ser considerada ofensiva y de mal gusto.

Ya notarás que los suecos hablan poco, tienen fama de ser cero locuaces, y en voz baja.

La noche de Walpurgis o noche de brujas

Noche de brujas

Una de las tradiciones importantes suecas es que la noche del 30 de abril y el 1 de mayo se celebra una fiesta de origen precristiano llamada la Noche de Walpurgis, que puede ser traducido como Noche de Brujas. Aunque la tradición cuenta que las hogueras se encienden para alejar los malos espíritus, la realidad es que hoy en día la gente quema todo de lo que se quiere desprender: puertas viejas, papeles, árboles podados o cajas de cartón. En Skansen, un museo al aire libre de Estocolmo puedes disfrutar de las mayores celebraciones de Walpurgis de toda Suecia. Es una fiesta muy familiar.

Con este repaso a algunas de las costumbres y tradiciones de la comunidad sueca espero que hayas aprendido algo más de su cultura, y recuerda que Suecia es el país del Lagom una palabra que es bien complicada de traducir, pero que en su concepto viene a significar casi perfecto, adecuado o tan bueno como debería ser.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario

  1.   alex dijo

    la berdad casi no hai nada de informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *