Curiosidades de Milán

Pan di Spagna

Tal y como sucede en muchas ciudades del mundo, Milán sorprende con algunas costumbres. Tiene características que le son propias y un turista las encontrarías peculiares pero no los milaneses, acostumbrados a la idiosincracia local. Por eso, hoy nos dedicaremos a conocer algunos datos curiosos de Milán.

¿Sabías que en Milán el bizcocho se llama Pan di Spagna? Y no es que se trate de una receta diferente a la de nuestro bizcocho sino que el nombre nace de un cocinero genovés visitó al embajador de Génova en España y allí presentó una tarta con este bizcocho que recibió el nombre de Pasta Genovesa. Pero la preparación más sencilla pasó a llamarse Pan di Spagna. Las recetas son muy similares pero la mezcla de la pasta genovesa se prepara en caliente, a baño maría, mientras que la del pan di spagna en frío.

Quienes hayan tenido la oportunidad de caminar por las calles de la ciudad en días de mucho calor habrán advertido que el suelo se deshace. Sí, una experiencia novedosa para quienes están acostumbrados a las calles sólidas. No es el caso de muchas arterias de Milán que son del mismo asfalto que el usado en las carreteras y el calor extremo lo ablanda. Así, es posible ver los rastros de las bicicletas y los coches, que transforman las calles cada verano.

Regresando a la cocina local, pocos saben que los milaneses tienen debilidad por los platos a base de leche, mantequilla y queso, como herencia de la tradición lombarda. También disfrutan mucho del arroz, un alimento muy popular, mientras que la carne no está entre los platos más elegidos pues es usada para acompañar vegetales y ensaladas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?