Curiosidades sobre la Acrópolis

Acrópolis de Atenas

Vista parcial de la Acrópolis de Atenas

Irremediablemente, cuando hablamos de Atenas, nos vienen a la mente diferentes imágenes o pensamientos sobre lo más característico que podemos encontrarnos en este lugar y seguro que una de ellas es la Acrópolis, las importantes ruinas atenienses que nos recuerda la gran importancia de la arquitectura y la escultura que había antaño en la Grecia antigua.

A pesar de que la relación de la Acrópolis con el Partenón es patente en todo el mundo, en este lugar hay muchos otros emplazamientos de gran importancia que dominan la capital helena desde la colina donde está emplazada.

Una acrópolis es una ciudad elevada que se usaba tanto para funciones religiosas como para fines militares y la de Atenas es una de las mejor conservadas que hay en la actualidad. La acrópolis original data del siglo VI a.C aunque posteriormente fue destruido por los persas en el año 480 a.C y vuelto a construir por Pericles en el 447 a.C.

Su edificio más famoso es el Partenón, construido por Iktinos y Kallikrates, donde antaño se encontraba una enorme estatua de Atena, hoy en día desaparecida, y hecha por el escultor Phidias. Era un lugar dedicado a la religión, siendo uno de los lugares más sagrados del mundo de la Grecia antigua.

Hoy en día ya solo quedan ruinas, testigo de la gran majestuosidad de este lugar tan impresionante que siempre sorprende a todo el mundo que las ve por primera vez y que a pesar de ello son un importante reclamo turístico para aquellos viajeros que pasan por la capital griega durante uno o más días y quienes pueden ver cómo desde el Gobierno griego y local se están tomando medidas para que la contaminación no dañe más este preciado legado para el disfrute de todo el mundo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?