De la Guerra de Crimea y su importancia en la sociedad rusa

crimea

La Guerra de Crimea y el retraso de la sociedad rusa

En 1853 comenzó un conflicto bélico que involucraría una alianza creada por el Reino Unido, Francia, el Reino de Piamonte y Cerdeña y el decadente Imperio Otomano para frenar la avanzada del Imperio Ruso.

Debido a los tratados firmados durante el siglo XVIII Francia era guardián de los Católicos Romanos que se encontraran en el Imperio Otomano, mientras que Rusia hacía lo propio con los Ortodoxos.

Las disputas entre ambas naciones iban en aumento, principalmente por cuestiones religiosas como la posesión de la Iglesia de la Natividad y del Santo Sepulcro en Palestina, y serían estos conflictos localizados los que llevarían luego al conflicto armado.

El sultán Abd-ul-Mejid I se inclinaría a favor de Francia y Nicolás I, el zar ruso, comenzaría una serie de movimientos que llevarían a sus ejércitos a Moldavia y Valaquia.

Los historiadores sostienen que Nicolás I creía que las potencias europeas no rechazarían esta anexión, principalmente ateniéndose a la ayuda brindada por Rusia para sofocar las revoluciones de 1848.

Sin embargo, al poco tiempo los británicos enviaron una flota hacia los Dardanelos, que se uniría a un contingente francés, y las primeras disposiciones para la batalla estaban asentadas, pese a que las naciones neutrales aún consideraban posible una salida diplomática y preparaban una reunión en Viena. Este intento de conciliar los intereses otomanos y rusos fue rechazado por el sultán Abd-ul-Mejid I, quién entendía que en la redacción del documento se le otorgaban posibilidades de tomar diferentes territorios de su Imperio según la interpretación, los intentos de conciliación habían fallado, comenzarían los enfrentamientos.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*