Deliciosos postres dulces

postre

La cocina suiza es un festín para los paladares más exigentes. Combina armoniosamente las influencias de la cocina alemana, francesa y del norte de Italia.

Pero en este artículo, haremos especial hincapié en las delicias dulces, como sus postres, sus platos dulces y su pastelería.

El chocolate llegó a lo largo del siglo XVI a Europa. Ya en el siglo XVII se conoció y produjo a gran escala en Suiza. Aproximadamente a mitad del siglo XIX, el chocolate suizo comenzó a adquirir fama internacional. Esta popularidad está íntimamente relacionada con el invento del concheo de chocolate (chocolate fondant). Es importante destacar que Suiza no sólo exportaba chocolate sino que tambien exportó “chocolateros”, quienes expandieron la fama de sus mejores recetas dulces en varias ciudades del mundo.

Los bollos, los crepes, y las tartas de manzanas o frutillas son los grandes anfitriones en las casas de té y pastelerías suizas.

Se destacan muy especialmente: los cupcakes con uva y cava, las tartas de manzanas, las galletitas Brunsli, la tarta Selva Negra, el merengue seco, el pudín de pan de leche, el pan de leche y chocolate, los merengues de frambuesa, la tarta de queso celestial, entre muchas delicias más que te quitarán los suspiros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?