Delta del Mekong: río abajo por el trópico de Vietnam

En Asía existen muchos lugares mágicos, y uno de ellos es el famoso Delta del Mekong. El lugar donde el conocido como Río de los 9 Dragones desemboca tras su paso por China, Birmania, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam se convierte en un laberinto de selvas, agua y misterios en el que perderse a fin de descubrir todo su potencial. ¿Te vienes con nosotros a navegar por el Delta del Mekong?

Delta del Mekong: la magia de los manglares

A menudo reconocemos esa famosa estampa en la que hombres  con su “nón lá” (o típico gorro cónico vietnamita) tiran de una barca a través de un canal atrapado entre manglares, arrozales y palmeras. Esta imagen, una de las más recurrentes de Vietnam durante los últimos años, pertenece al Delta del Mekong, lugar obligado de visitar durante cualquier aventura en territorio vietnamita tras una visita a otros obligados del país como la bahía de Ha Long o la ciudad de Hoi An.

Tal y cómo indica su nombre, el delta forma un triángulo al suroeste de Vietnam donde desemboca uno de los ríos más importantes de Asia. Un microcosmos cargado de historia enclavado dentro de la Región Delta del río Mekong cuya ciudad más importante, Ho Chi Minh (antigua Saigón), supone el perfecto punto de partida a la hora de iniciar la travesía por este apasionante escenario.

Aunque se cree que el delta contó con sus primeros habitantes en el siglo I a.C., no fue hasta la expansión del Imperio Jemer de Camboya cuando esta zona se convirtió en un punto estratégico a nivel comercial dado su acceso desde el río al Mar de China Meridional. Sin embargo, tras la llegada de comerciantes chinos y vietnamitas, y especialmente de Nguyen Huu Canh, un noble vietnamita que en 1698 se encargaría de privar a los camboyanos del acceso al mar, el Delta del Mekong pasó a convertirse en parte del país de Vietnam. Un paisaje que también se vería fuertemente influenciado durante el periodo de dominación francesa y los tiempos de Indochina en el siglo XIX.

Tal amalgama de culturas ha creado un universo propio tejido entre la mencionada Ho Chi Minh (al oeste), My Tho (este) Hà Tîen (noroeste) y Cà Mau, la ciudad más asomada al Mar de China Meridional. A lo largo de cientos de canales, el visitante puede explorar el colorido de los mercados flotantes o a los agricultores agachados en los campos de arroz de un verde sueño mientras, en algunos islotes, se cultivan frutas tropicales y las viviendas se colocan sobre palafitos envueltos en un misticismo único.

Un lugar donde la naturaleza eclosiona como en pocos otros lugares del continente en forma de diversas especies de peces, pájaros y anfibios. Una colección a la que en 2015 se sumaron nuevos y extraños animales como una serpiente multicolor o una rana de cuerpo espinoso.

Todo esto te espera en un Delta del Mekong en el que sumergirse de la mejor forma si sabes cómo.

Qué ver en el Delta del Mekong

A continuación os detallamos los diferentes lugares a visitar en el Delta del Mekong siguiendo un órden concreto, especialmente en el caso de que queráis realizar el itinerario por libre o bien con algunas de las empresas que operan en este rincón de cuento.

Ho Chi Minh

La conocida como antigua Saigón y epicentro de la actividad de unos soldados estadounidenses que durante la Guerra de Vietnam se las vieron y desearon para adaptarse a la climatología del trópico abrasador, es el principal punto de la partida a la hora de introducirse en el Delta del Mekong. Considerada como una de las ciudades más importantes de Vietnam, Ho Chi Minh cuenta con un plantel de atracciones turísticas que van desde el Museo de la Guerra de Vietnam hasta la catedral de Notre Dame de Saigon, uno de los mejores ejemplos de arquitectura colonial de la ciudad.

My Tho

Atracción de cualquier excursión de un día al Delta del Mekong desde Ho Chi Minh dada su cercanía, My Tho es una simpática ciudad la cual gira en torno a Vinh Trang, una enorme pagoda compuesta por jardines chinos y una arquitectura que bebe de influencias china, camboyana o vietnamita. Además, la ciudad queda salpicada de diferentes estatuas budistas de estilo camboyano que la convierten en un perfecto marco a la hora de empaparse de la cultura del delta.

Ben Tre

Situada justo frente a My Tho, Ben Tre es conocida como “la tierra de los cocoteros” dados sus altos árboles y un carácter tropical que marca el inicio de apasionantes excursiones a través de los canales del Mekong. La zona se conforma de diferentes islotes donde poder interactuar con los locales, acercarse a los campos de arroz o husmear en los palafitos de madera que las gentes de Ben Tre se vieron obligadas a construir para sobrevivir en esta tierra semisumergida.

Can Tho

En Can Tho comienza la verdadera inmersión en el Delta del Mekong. Franqueada por extensos campos de arroz y surcada por un icónico puente de 15 kilómetros, Can Tho ofrece lugares tan interesantes como su famoso mercado flotante de Cai Rhang, donde numerosos comerciantes se aproximan con embarcaciones cargadas de fruta o pescado, la pagoda de Nam Nha, construida en el siglo XIX y no lejos de un bello jardín de orquídeas, o el famoso Parque de las Cigüeñas, donde poder avistar diversas especies de aves autóctonas.

Soc Trang

Si bien no es el pueblo más vistoso del delta, Soc Trang destaca por su condición como perfecto umbral a la hora de partir hacia Camboya. De hecho, un 30% de la población de la provincia homónima está constituida por los Khmer, oriundos del gigante camboyano.

Cà Mau

La ciudad situada en el punto más meridional de Vietnam se convierte en el mejor lugar a la hora de aproximarse a la desembocadura del Mekong. Dividida por diversos canales que obligan a parte de sus habitantes a moverse en barca, Cà Mau cuenta con numerosas atracciones turísticas como parques de aves, pagodas o rutas en barco hacia los arrozales del Mekong.

¿Te gustaría viajar al Delta del Mekong? ¿O a otro lugar de Asia?

¿Quieres reservar una guía?


Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos como fuente de inspiración, arte o creatividad.

Un comentario

  1.   Vicenta Delgado dijo

    En lo particular todo el continente Asiático es fantástico, a diferencia de otros continentes. En lo particular acostumbro a viajar en temporadas bajas, me gusta vacacionar para poder disfrutar de los espacios, para muchos los Viajes a Vietnam son la ultima opción en conocer y hacer turismo, pienso que estos lugares son aquellos que mas te llenan y enseñan, para mi el recorrer el mundo entero es mi misión de vida…. La mayoría de mis viajes los acostumbro a hacer en temporadas bajas, aprovechando este destino para disfrutar sola de lo bello de este país o con mis seres queridos. 😉 Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*