Qué ver en Ávila en un día

Ver Ávila en un día

Categorías: Destinos

Aunque su muralla medieval sea uno de los signos más característicos, ver Ávila en un día supone mucho más que eso. Porque esta ciudad nos ofrece rincones mágicos y monumentos que bien merecen la pena una visita. Solo tenemos unas horas para ello, pero serán más que suficientes. Como todos sabemos, ver Ávila en un día es sinónimo de centrarnos en todo lo más importante. Es cierto que con algunos días más, nos podríamos dejar por su belleza que no es poca. Aún así, disfrutaremos de un recorrido de lo más agradable y hermoso. ¿Quieres acompañarnos?.

El Castañar del Tiemblo

Castañar del Tiemblo

Categorías: Naturaleza

La naturaleza nos deja lugares asombrosos que no podemos perdernos. Uno de ellos es el llamado Castañar del Tiemblo. Se trata de un bosque que se encuentra en la localidad del Tiemblo y en la época otoñal nos muestra su gran belleza. Es el momento idóneo para hacerte una ruta por este lugar. Pasearás entre castaños, adentrándote en una naturaleza mágica. Además, entre todos ellos, también te encontrarás con algún ejemplar centenario. Si ya la curiosidad va en aumento, hoy te contamos todo lo necesario para un viaje muy bien aprovechado. ¿Vamos haciendo las maletas?.

Gastronomía en Ávila:no te puedes perder estos platos

Chuletón de Ávila

Categorías: Gastronomía

La cocina de Ávila tiene sus raíces en productos locales y un montón de carnes, que muestra fuertes influencias musulmanas, hebreas y cristianas. Juntas hacen una comida rica, variada y deliciosa, adaptada a las condiciones climáticas de la provincia. La cocina de Ávila es un buen ejemplo de lo que se puede esperar en el resto de Castilla y León. Los ricos platos, sopas, estofados y asados son una manifestación de la gran tradición agrícola y ganadera de la región. 

Nevada en Ávila antes de Navidad

Categorías: General, Noticias

Ávila vivía ayer la primera nevada del recién estrenado invierno y es un momento muy especial, ya que nada mejor que disfrutar de un paisaje nevado antes de la navidad, que es un momento para poder disfrutar con estos hermosos paisajes. La nieve sirvió para que los ciudadanos y turistas pudieran disfrutar con ella durante la jornada y ciertamente fue un momento muy agradable el que se pudo vivir con la primera nevada del invierno, que siempre es un hecho muy importante. Ciertamente gusta mucho ver la nieve caer y es un paisaje muy típico del invierno en Ávila y en otras provincias de España, en las que también se puede ver nevadas tranquilamente durante la navidad. En los próximos días de navidad vamos a poder disfrutar de nuevas nevadas y seguro que muchos ciudadanos podrán disfrutar de este ambiente tan navideño y que además apetece tanto a los turistas. Siempre con la llegada de la navidad y de las primeras nevadas, el ambiente que se vive en Ávila es cuanto menos muy atractivo y que merece mucho la pena. Foto|Flickr

Alojamiento en el convento de Santa María de Jesús en Ávila

Categorías: Alojamientos, Turismo

Siempre es agradable poder visitar Ávila y descubrir sus maravillosos monumentos y mucho más cuando tenemos la posibilidad de alojarnos en un convento, el de Santa María de Jesús, que sin duda es un alojamiento muy curioso y con un toque muy místico. Es sin duda uno de los alojamientos más peculiares que nos podemos encontrar en la ciudad de Ávila y de los que más llaman la atención, porque es un lugar bastante agradable para pasar la noche y una experiencia tan agradable como recomendable para cualquier turista. Alojarse en el Convento de Santa María de Jesús cuesta alrededor de 40 euros la noche, pero un alojamiento con comidas incluidas, que es algo a destacar y muy recomendable si buscas una forma de disfrutar de Ávila muy diferente a la habitual, porque de seguro que te sorprenderá gratamente la experiencia. Si te apetece comprar algunos dulces típicos, también se puede comprar turrones, postres y demás alimentos muy típicos de la zona. Vía|Viajesdestinos

Platos típicos de Ávila

Categorías: Gastronomía, Turismo

La amplia gastronomía de Ávila hace que el turista pueda disfrutar de platos tan sabrosos como por ejemplo la Sopa Castellana, que es una sopa con todo el sabor a tradición de Ávila. Otros platos como el Jabalí guisado y el Cochinillo asado, conforman dos estupendos platos de carne, dentro de la gastronomía de Ávila, en la que no pueden faltar los Chuletones de Ávila, cuyo sabor no es comparable con el de otra carne que puedas consumir en otra parte de España. Las mollejas de  lechazo suele tener también bastante buena acogida  por parte de los turistas, porque es un plato con mucho sabor. Si quieres probar los postres más tradicionales de Ávila, entonces no debes dejar de probar las Torrijas, los clásicos Huesos de Santo y por supuesto, el postre de entre los postres, como son las Yemas de Ávila, un postre muy conocido en toda España y que es ciertamente recomendable. Los turistas se suelen quedar encantados con estos platos tan sabrosos.

Leyendas de Ávila

Categorías: Cultura, Monumentos

Muchas son las leyendas que alberga la ciudad de Ávila. Una de las más fascinantes, tiene como lugar la Basílica de San Vicente, dedicada a los mártires Vicente y sus hermanas Sabina y Cristeta. Se dice que llegaron hasta Ávila huyendo del gobernador romano de Hispania. Cuando fueron apresados, se les intentó obligar a que renunciaran a su fe, pero ellos se negaron, siendo posteriormente martirizados. Se dice que un judío, mientras contemplaba el suplicio de los hermanos, se burlaba de ellos. De pronto, una gran serpiente salió de la tierra y le atacó. Presa del pánico se lamentó de lo ocurrido, jurando convertirse al cristianismo y edificar un sepulcro para los mártires. Tanto la vida como la leyenda de la serpiente está contada en imágenes en los relieves del sepulcro. Tiempo después, en octubre de 1155, San Pedro del Barco falleció. Eran muchos los pueblos y ciudades que querían quedarse con el cuerpo. Como nadie se decidía sobre en qué lugar se daría finalmente sepultura al Santo, se optó por lo siguiente, montarían el cuerpo sobre una mula y dejarían que fuese esta quien decidiese en qué lugar sería enterrado. Tras unos días, la mula llegó a la Basílica de San Vicente. Allí se quedó parada, y tras dar un fuerte golpe con una pata en una piedra, en la que dejó marcada para siempre su herradura, la mula falleció, por lo que San Pedro del Barco fue enterrado allí mismo. Según vaya pasando el tiempo, iremos conociendo más de estas fascinantes historias que pueblan nuestra ciudad. Conocerlas y realizar lo que llamamos “La ruta de las leyendas”, es una manera diferente y muy amena de pasear por Ávila, disfrutando de sus calles, su paisaje y sus monumentos, y contemplando todos los rincones mágicos que nos ofrece.