Categorías: Turismo

Solo vivimos una vez, y por si fuera poco nuestra existencia suele transcurrir siempre más rápida de lo que nos gustaría. Y mientras el tiempo se consume, el mundo sigue girando pero muchos siguen sin lanzarse  a la aventura, sin atreverse a apreciar un mundo cuyos contrastes, formas y colores todos deberíamos conocer. Estos 10 lugares del mundo que debes ver antes de morir se convierten en la mejor inyección de motivación viajera.

pagoda china

Categorías: Cultura, Historia

La arquitectura china antigua es tan importante que se le considera como un componente fundamental en el sistema arquitectónico mundial. A través de su historia milenaria, China logró forjar su propio estilo arquitectónico basado en la madera y la talla de ladrillos, las construcciones con tierra apisonada, espectaculares edificios de arco de cubo, etc. La Gran Muralla China, el Mausoleo del Primer Emperador Qin o la Ciudad Prohibida, son solo algunos ejemplos de su impresionante arquitectura.  

Típica escultura china

Categorías: Costumbres, Cultura

Todos hemos oído de la cultura milenaria china, y sería absurdo en un solo artículo abarcar miles de años, sin embargo, sí quiero hablarte de la escultura china, su tradición y su importancia en el arte asiático, y en el resto del mundo. Desde los orígenes de la historia de China, y de todas las civilizaciones, se han creado objetos en bronce, jade y hueso, que formaban parte de los rituales chamanistas. En estas formas de bronce y jade se muestra por primera vez uno de los principios esenciales del arte chino: su síntesis entre el espíritu creador artístico y la función social y jerárquica a la que estaban destinados desde su concepción.  

Chinos celebrando una fiesta popular

Categorías: Cultura

China es una enorme y variada nación. Es imposible visitar este país y apreciarlo por completo en uno o dos viajes. Creo que un enamorado de China debería hacer muchos más para decir yo conozco China y a los chinos. China siempre ha estado cerrada sobre sí misma y la traducción de su nombre a Todo bajo el cielo, como el título de la novela de Matilde Asensi, le cabe perfecto, aunque de un tiempo a esta parte hay muchas puertas y ventanas para asomarse a ese mundo y a su gente.