Las mejores heladerías de Milán

Gelateria della Musica

Categorías: Gastronomía, Ocio

Italia es, entre muchas otras cosas, uno de los mejores lugares para probar un helado. La variedad de los mismos es enorme, aunque yo prefiero sin duda los artesanales, los de toda la vida. En Milán hay precisamente muchas heladerías que son de visita imprescindible, especialmente en verano. Muchas son demasiado conocidas y turísticas, mientras que hay otras que solo conocen los milaneses. A esas te queremos llevar hoy. Empezando por la Gelateria Paganelli, situada en la Vía Adda. Una calle llena de oficinas y con poco tráfico pero que cuenta con esta joya de los helados. Sabores frescos (algunos se preparan de acuerdo a la disponibilidad estacional) y elaborados a la vieja usanza. Seguimos con Misciolgo, en Vía Benedetto, una popular heladería de barrio apenas conocida en la ciudad. Hay una gran variedad de helados con copas, cucuruchos, tarrinas, etc...

Estación Milano Cadorna

Milano Cadorna

Categorías: Ciudades

En la Piazzale Cadorna, muy cerca del Castillo Sforzesco, se halla la estación de ferrocarril de Milano Cadorna. El origen de la misma se sitúa en 1879, aunque aquella fue completamente destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. La que puedes ver hoy data de 1999, gracias a los trabajos de restauración de Gae Aulenti. Milano Cadorna es uno de los principales nudos de comunicación de Milán. Cuenta con estación de metro, líneas M1 y M2, tres líneas de tranvía y hasta once líneas de autobús. Es la estación del norte de la ciudad y enlaza con Varese, Como, Novara y Brescia (es la estación a la que nos tenemos que dirigir si queremos ir en tren hasta el Lago de Como, por ejemplo). Aquí también se puede tomar el Malpensa Express que nos lleva directamente hasta el Aeropuerto de Malpensa.

La michetta, el pan de Milán

Michetta

Categorías: Gastronomía

Te lo vas a encontrar en cualquier panadería de Milán porque es el pan más típico y característico de esta ciudad. La michetta, conocido como rosetta en otros puntos de Italia, es un panecillo de 60-70 gramos que tiene una curiosa forma de estrella. Desde siempre ha sido el pan de los obreros, el pan con el que las madres preparan cada día el bocadillo de sus hijos para ir al colegio. Es el pan que se come en el almuerzo, el pan del desayuno, la merienda o la cena. Su origen nos lleva hasta el siglo XVIII, cuando algunos funcionarios del Imperio Austro Húngaro que se dirigían a la Lombardía después del Tratado de Utrecht en 1713 llegaron con esta nueva receta culinaria. Desde entonces se hizo tradicional y aún se prepara como en aquellas primeras décadas del XVIII. Para los milaneses es todo un orgullo, ya que ellos mismos te dirán que es el pan más ligero del mundo. No lleva ningún aditivo, ni grasas químicas, por lo que resulta ideal para cualquier dieta equilibrada.

Vía Montenapoleone, la calle más cara de Italia

Via Montenapoleone

Categorías: Ciudades, Noticias

En términos de alquiler, Milán cuenta en estos momentos con las calles comerciales más caras de Italia. De todas ellas es la Vía Montenapoleone la que tiene los precios más altos. Allí una tienda de cien metros cuadrados paga en concepto de alquiler unos 670.000 euros al año. Le sigue Vía della Spiga, con un montante de 500.000 euros al año. La calle más cara para alquilar en Roma es la Vía dei Condotti. Por una tienda de cien metros cuadrados se puede llegar a pagar unos 640.000 euros al año. Una diferencia abismal, por ejemplo, con respecto a Nápoles. En esta ciudad la calle más cara es la céntrica Vía Toledo. Allí una tienda de cien metros cuadrados tiene un precio de alquiler de 160.00 euros (más barato es la Vía dei Mille, también en Nápoles, donde se paga 110.000 euros).

El barrio de Chinatown en Milán

Chinatown

Categorías: Turismo

Te llevamos hoy de visita hasta el Chinatown de Milán. Situado entre las calles de Vía Paolo Sarpi, Vía Bramante y Vía Canonica, bordeando literalmente el centro histórico, no es tan grande ni mucho menos como el de Nueva York pero sí tiene un encanto particular que te gustará. También tiene una serie de diferencias que lo hacen un poco diferente al resto de barrios chinos repartidos por todo el mundo. Los primeros inmigrantes chinos llegaron a a Milán en la década de los veinte del siglo pasado. Sin embargo, no fue sino a finales de los setenta cuando se produjo la gran ola de inmigración gracias a la apertura política que supuso el régimen de Den Xiaoping. Se deduce entonces que el barrio chino de Milán es bastante joven con respecto al de otras ciudades del mundo.

Iglesia de Santa María presso San Satiro

Santa Maria presso San Satiro

Categorías: Monumentos

Los orígenes de esta iglesia ubicada en la Vía Torino se sitúan ya a finales del siglo IX. En aquella época en el lugar donde hoy se sitúa el templo se hallaba un pequeño lugar de culto dedicado a San Sátiro, confesor y hermanos de los santos Ambrosio y Marcelina. Al lado de la propia iglesia había unas celdas que servían de vivienda a los monjes y un hospicio para los peregrinos. Sin embargo el edificio actual data de finales del XV, construido por orden del Duque Galeazzo María Sforza. Según algunas fuentes el arquitecto fue Donato Bramante, aunque parece ser que este estaba bajo las órdenes de Giovanni Antonio Amadeo. La iglesia actual se construyó precisamente para albergar un icono milagroso. Cuenta la tradición que en el siglo XV una imagen de la Virgen estaba en la pequeña capilla medieval. Una noche entró en ella un ladrón para robar, pero antes quiso destruir la imagen con un puñal. Al clavarlo en el lienzo este empezó a sangrar. La pintura, que databa del siglo XIII, es la que puede verse hoy en el altar mayor de la iglesia.

Restaurantes románticos en Milán

Ribot

Categorías: Restaurantes y Bares

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo se suele llevar eso de ir a las terrazas de los restaurantes para comer. En Milán hay una gran variedad de ellos, aunque al ser una ciudad de mucho tráfico y de gran frenesí lo mejor será ir a un restaurante un poco alejado del centro. ¿Qué os parece si descubrimos algunos locales relajados, terrazas con vistas a hermosos jardines y románticos para una comida íntima? Una pequeña selección por tanto de restaurantes en Milán. Podemos empezar en el Ribot, situado en una casa del siglo XIX de la Vía Marco Cremosano y rodeada por un gran jardín. Un restaurante especializado en carnes a la brasa y cocina toscana que se llena durante la primavera y el verano. Continuamos en el Shambala, en la Vía Giuseppe Ripamonti, un restaurante con un magnífico jardín zen y grandes árboles de bambú. Hay pequeñas estatuas, arroyos, mesas con velas... ¿qué más se puede pedir?

Museo de la Moda en el Palacio Morando

Categorías: Museos

Visitamos hoy el Museo de la Moda de Milán, situado en el Palacio de Morando, un elegante edificio del siglo XVII. Aquí pueden verse en la actualidad las distintas colecciones textiles de ropa y accesorios que permanecieron guardadas durante un tiempo en el Castillo Sforzesco. Además alberga varias exposiciones temporales de fotografía y diseño. El palacio es ya de por sí una auténtica maravilla. En el primer piso del palacio se halla la galería de arte, una colección de pinturas, esculturas y grabados que el Ayuntamiento adquirió en 1934 gracias a la colección de Luis Beretta. Esta galería da muestra de la evolución urbana y social de Milán entre la segunda mitad del siglo XVII y la primera del XIX. En las salas adyacentes a la galería podemos contemplar el buen gusto de los muebles y otros objetos de gran interés, casi todos ellos del XVIII. La colección de Beretta fue trasladada hasta el Palacio Morando tras la Segunda Guerra Mundial.

La Cárcel de San Vittore

Categorías: Monumentos

No es que sea realmente un lugar para visitar, pero la Cárcel de San Vittore merece por historia que al menos le dediquemos un artículo. Situada en la Piazza Filangieri, fue inaugurada el 7 de julio de 1879, tras la unificación de Italia, durante el reinado del rey Umberto I. Antes de la construcción de esta cárcel los presos eran llevados al ex Convento de San Antonio Abad o al ex Convento de San Vittore. Ante el hacinamiento de los reclusos el gobierno encargó la construcción de este presidio a Francesco Lucca. Este diseñó un edificio de aspecto medieval, aunque en la actualidad aparece diferente tras los trabajos de reconstrucción por motivos de seguridad.

La Sala delle Asse en el Castillo Sforzesco

Categorías: Monumentos

Leonardo da Vinci, nacido en Florencia el 24 de abril de 1452, llega a Milán en 1482 a la edad de 30 años en busca de una ciudad más abierta y pragmática. Pronto se pondría a las órdenes de Ludovico Sforza, mecenas y duque de la capital lombarda. Precisamente estaba trabajando en su famoso cuadro de La Última Cena cuando recibió el encargo de decorar las paredes de la gran sala situada bajo la torre noreste del Castillo Sforzesco, con motivo del casamiento entre Gian Galeazzo Sforza, sexto Duque de Milán y su prima carnal Isabel de Aragón, princesa de Nápoles. Esta sala, conocida por aquel entonces como la Camara dei Moroni, lleva el nombre hoy de Sala delle Asse. La decoración, la única de Leonardo que ha llegado hasta nuestros días, consiste en una pérgola con hojas y ramas floreadas de 16 árboles que se entremezclan entre sí simbolizando la unión de los dos contrayentes. En la parte superior puede verse el cielo, rodeado con una cinta dorada, alrededor del escudo de armas de los Sforza. Una carta del canciller Gualtiero Bescapé al Duque Ludovico, fechada en septiembre 1498, señala el momento exacto en el que Leonardo terminó los trabajos de decoración de esta sala.

La Torre Unicredit, el edificio más alto de Italia

Categorías: Monumentos

En Milán encontramos el edificio más alto de Italia. Se trata de la Torre Unicredit, un rascacielos de 231 metros de altura, uno de los más espectaculares del momento en el mundo de la arquitectura y que fue diseñado por el arquitecto argentino César Pelli. Inaugurado el 15 de octubre del 2011, cuenta con 35 plantas y en la actualidad es la sede del banco italiano UniCredit, de ahí pues su nombre. Además de ser el más alto de Europa es el más grande construido en Europa en el siglo XX. Se enmarca dentro del proyecto de Porta Nuova y la encontramos muy cerca de Corso Como y la estación de Garibaldi, en el centro de negocios de Milán. Pieza clave del complejo es la Plaza Gae Aulenti y otros dos edificios que hay a su alrededor: la Torre B de 22 plantas y casi cien metros de altura, y la Torre C de doce plantas y setenta metros.