Alquiler de bicicletas en Milán

Bike Mi Milano

Categorías: Transporte

Las bicicletas son vehículos muy nobles que nos permiten conocer una ciudad sin gastar dinero y sin contaminar el medio ambiente. Es un medio de transporte útil y muy práctico que permite disfrutar de las calles y los recorridos mientras se realiza actividad física. A pesar de la coquetería de Milán, muchos habitantes de la ciudad están acostumbrados a pedalear a diario. Y los turistas también pueden hacerlo con sólo alquilar una bici.

Curiosidades de Milán

Pan di Spagna

Categorías: Ciudades

Tal y como sucede en muchas ciudades del mundo, Milán sorprende con algunas costumbres. Tiene características que le son propias y un turista las encontrarías peculiares pero no los milaneses, acostumbrados a la idiosincracia local. Por eso, hoy nos dedicaremos a conocer algunos datos curiosos de Milán. ¿Sabías que en Milán el bizcocho se llama Pan di Spagna? Y no es que se trate de una receta diferente a la de nuestro bizcocho sino que el nombre nace de un cocinero genovés visitó al embajador de Génova en España y allí presentó una tarta con este bizcocho que recibió el nombre de Pasta Genovesa. Pero la preparación más sencilla pasó a llamarse Pan di Spagna. Las recetas son muy similares pero la mezcla de la pasta genovesa se prepara en caliente, a baño maría, mientras que la del pan di spagna en frío.

Mercados de Milán

Mercadillo del Naviglio Grande

Categorías: Compras

No hay nada que me guste más que recorrer los mercadillos pues creo que es una gran forma de conocer la idiosincracia de una ciudad. Los hay más grandes y más pequeños, dedicados a la venta de productos gastronómicos o bien a la decoración y a los textiles. En Milán conviven varios mercadillos que dan vida a la ciudad y cada uno de ellos tiene identidad propia. Uno de lo más famosos es el Mercado del Naviglio Grande, que el último domingo de cada mes se instala a lo largo del Naviglio Grande, el famoso canal de la ciudad. Este mercado funciona a partir de septiembre y en él es posible encontrar muebles, objetos por la casa, libros antiguos, joyas etc. Más de 400 expositores se reúnen para aprovechar el paseo de los milaneses que buscan objetos para su hogar.

10 museos gratuitos en Milán

Museo del Novecento

Categorías: Museos

Milán es una ciudad cara. Sí, cierto, pero aún hay lugares a los que podemos acceder sin tener que pagar un euro. En este artículo queremos darte precisamente a conocer diez museos que puedes visitar gratuitamente en la ciudad durante todo el año, o bien algunos días y algunas horas a la semana Puedes empezar por la Galería de Italia, situada en la céntrica Piazza della Scala. Curiosamente, a pesar de su ubicación no es de los museos más conocidos en la capital lombarda. En él encontrarás cientos de obras de los mejores artistas italianos de los siglos XIX y XX. Desde aquí podemos ir hasta la Vía Chiese para visitar el Hangar Bicocca, una estructura formada tras el desarrollo industrial de la zona de Breda y que está en pie en el barrio de Bicocca desde 1903. Desde el año 2004, este espacio está dedicado a diferentes exposiciones temporales de arte contemporáneo, y cuya entrada es gratuita. En la Vía Jan se halla la Casa Museo Boschi Di Stefano, un pequeño y encantador museo de arte italiano del siglo XX. Aquí vivió el matrimonio formado por Antonio Boschi y Marieda Di Stefano, cuya colección es la que se muestra.

Las mejores pizzerías de Milán

Dry

Categorías: Restaurantes y Bares

El periódico italiano que se edita en Milán, El Corriere della Sera, ha dado a conocer en su sección de gastronomía las diez mejores pizzerías de la capital lombarda. Diez locales que debes tener en cuenta si tienes pensado visitar la ciudad y quieres probar la mejor pizza. Obviamente se trata de una clasificación subjetiva, ya que sobre gustos, como se suele decir habitualmente, no hay nada escrito. Pero al menos sí nos da una serie de pistas para elegir. En primer lugar empezamos con Dry, situada en Vía Solferino 33. Un local dirigido por el chef local Andrea Berton y en el que puedes comer la mejor pizza napolitana de Milán. La selección continúa con Sibilla, en la Vía Mercato 14, una de las pizzerías napolitanas más famosas de la ciudad. Las pizzas no son muy grandes, pero tienen un sabor magnífico. A continuación todo un clásico, Maruzzella, situada en la Piazza Oberdan 3, una histórica pizzería napolitana abierta desde 1978. Dicen los milaneses que su masa es la mejor de la ciudad y su elaboración es todo un secreto.

La Capilla de San Aquilino en la Iglesia de San Lorenzo Maggiore

San Aquilino

Categorías: Monumentos

Para visitar la Capilla de San Aquilino tenemos que acceder al interior de la Basílica de San Lorenzo Maggiore. Más que una capilla en realidad se trata de un pequeño santuario del siglo V conectado a la basílica por una pequeña puerta  que hay dentro de la iglesia. Fue construido como lugar de enterramiento imperial dada la presencia de un sarcófago que, según algunos estudiosos, pudo haber sido realizado para uno de los hijos de Teodosio I. En su época todo el atrio que conecta la basílica con esta capilla estaba lleno de mosaicos. Aún pueden verse algunos fragmentos, entre los que se identifican algunas figuras de los apóstoles y patriarcas de las tribus de Israel. Impresiona la extraordinaria calidad de los mismos, la expresividad de las figuras y el estudio de las sombras. Una vez traspasada la entrada hay un fresco de la Crucifixión que data del siglo XIV y un portal de mármol de Carrara que conduce a la capilla. Este portal es del siglo I y está perfectamente bien conservado. Su decoración incluye motivos florales, aves, delfines y varias deidades como Júpiter y Neptuno.

La Torre del Filarete en el Castillo Sforzesco

Torre del Filarete

Categorías: Monumentos

El Castillo Sforzesco es uno de los principales símbolos de Milán y uno de sus monumentos más significativos. Fue construido en el siglo XV por Francesco Sforza, quien más tarde sería Duque de Milán, sobre las viejas ruinas de una fortificación anterior conocida con el nombre de Castrum Portae Jovis. Entre los siglos XVI y XVII se convirtió en una de las principales ciudadelas militares de Europa. Restaurada por Luca Beltrami entre 1891 y 1905, hoy es sede de un buen número de instituciones culturales de la ciudad y gran icono turístico. Uno de sus elementos más llamativos es sin duda la Torre del Filarete. Se trata de la torre central, la más alta del castillo, y que sirve de entrada principal. Lleva el nombre del arquitecto toscano que la diseñó, pero la que vemos actualmente no es la original. Aquella fue destruida por una explosión a principios del siglo XVI, por lo que la de hoy data de una reconstrucción llevada a cabo a principios del siglo XX por el propio Luca Beltrami. Eso sí, en el lugar exacto de la anterior. Para su diseño se siguió un fresco que se conserva en la Cascina Pozzobonelli y que refleja la torre original con la que contaba el castillo.

La Iglesia de San Carlo al Corso

San Carlo al Corso

Categorías: Monumentos

La Iglesia de San Carlo al Corso es uno de los edificios más interesantes que te puedes encontrar en el centro de Milán. Situada en la plaza del mismo nombre, a lo largo del Corso Vittorio Emanuele, fue construida en estilo neoclásico entre 1832 y 1847 para reemplazar a la antigua iglesia medieval de Santa María dei Servi, suprimida por Napoleón en 1799. A primera vista te darás cuenta que su diseño, obra del arquitecto Carlo Amati, está inspirado en el famoso Panteón de Roma. La iglesia está dedicada a San Carlos Borromeo, gran obispo de Milán. Se trata de un edificio circular precedido de una hermosa plaza porticada y un pórtico de columnas corintias. La fachada destaca precisamente por sus enormes 36 columnas corintias situadas en una amplia escalera. La columnata consta de dos porches laterales, con tres columnas cada uno, y un pórtico central que, al igual que en el Pantéon romano, está sostenido por otras ocho columnas en el lado más largo. El pórtico está rematado por un frontón triangular sin adornos y coronado por una cruz con dos ángeles.

Milán y Napoleón Bonaparte

Arco de la Paz

Categorías: Monumentos

En 1805 Napoleón Bonaparte transforma su República Italiana, conocida también como República Cisalpina, en el Reino de Italia. Se autoproclama rey el 26 de mayo de ese mismo año en el Duomo y otorga la capital a Milán. Una época en la que el general francés cubre de gloria y de monumentos a la capital lombarda. Muchos de ellos son hoy algunas de las principales atracciones de esta ciudad, de ahí que resulten de visita imprescindible. Empezando por el Arco de la Paz, obra maestra arquitectónica de Luigi Cagnola. Fue construido en estilo neoclásico en 1807 (sus obras fueron concluidas por los austriacos en la década de los 30 del siglo XIX) para celebrar la llegada de Napoleón a la ciudad y es el único ejemplo de arco del triunfo que podemos ver en Milán. Seguimos por la Arena Cívica, construida entre 1805 y 1807 por el arquitecto Luigi Canonica. Un estadio neoclásico que se utilizó para la celebración de numerosos eventos y competiciones deportivas.

Las mejores heladerías de Milán

Gelateria della Musica

Categorías: Gastronomía, Ocio

Italia es, entre muchas otras cosas, uno de los mejores lugares para probar un helado. La variedad de los mismos es enorme, aunque yo prefiero sin duda los artesanales, los de toda la vida. En Milán hay precisamente muchas heladerías que son de visita imprescindible, especialmente en verano. Muchas son demasiado conocidas y turísticas, mientras que hay otras que solo conocen los milaneses. A esas te queremos llevar hoy. Empezando por la Gelateria Paganelli, situada en la Vía Adda. Una calle llena de oficinas y con poco tráfico pero que cuenta con esta joya de los helados. Sabores frescos (algunos se preparan de acuerdo a la disponibilidad estacional) y elaborados a la vieja usanza. Seguimos con Misciolgo, en Vía Benedetto, una popular heladería de barrio apenas conocida en la ciudad. Hay una gran variedad de helados con copas, cucuruchos, tarrinas, etc...