Destinos donde vivir unas Navidades sorprendentes

Noruega en Navidad
Cuando se acerca el invierno, llegan el frío, las castañas asadas y sí, también la Navidad. La fiesta más famosa del mundo no solo se convierte en una cita ideal para estar en familia sino también para plantearse un viaje si buscas huir de las típicas cenas masivas y disfrutar de los competitivos precios de algunos destinos. Este año, que Papá Noel te busque en estos siguientes destinos donde vivir unas Navidades sorprendentes.

El Palacio Lucerna uno de los palacios más entretenidos de la ciudad

El recorrido por los palacios de Praga es variado, muchos de estos monumentos actualmente son sede de organismos institucionales o galerías de arte, pero el más entretenido para visitar es el Palacio Lucerna.

El Palacio Lucerna se ubica en el distrito 1 de Praga en Štěpánská 61, 116 02 rodeando la Plaza de San Wenceslao. Empezaremos por decir que muchos de los edificios que rodean esta plaza están conectados por pasajes y uno de ellos es el pasaje que conecta las calles Vodickova y Štěpánská donde se ubican residencias, comercios, restaurantes, un cine, un bar musical y una sala de conciertos. Todos estos locales forman al Palacio Lucerna que fue uno de los primeros complejos de usos múltiples de la ciudad y es actualmente uno de los más utilizados para eventos culturales. Durante los años 1907 y 1921 fue reformado inspirándose en el arte de varios países del mundo, por lo que el palacio fue llamado por la gente “el bazar”. Tan policoromáticos eran sus estilos que el primer restaurante inaugurado era  un salón de té japonés. También fue la sede del primer cine moderno de Bohemia, que fue inaugurado en 1909 y fue donde se proyectó la primera película con sonido en 1929. Actualmente continúa funcionando y para acceder hay que utilizar una impresionante escalera de mármol. También se puede visitar el salón Gran Palacio que es utilizado para eventos sociales y que detrás tiene una sala estilo rococó que en 1915 era una taberna y actualmente es un bonito teatro. La decoración del palacio sigue siendo motivo de visita, una de las esculturas más llamativa es la que cuelga de una de las cúpulas de la galería. Se trata de un caballo puesto al revés que tiene montado sobre su estómago a San Wenceslao. Será una visita por demás completa e interesante para hacer con toda la familia. Foto Vía: Lucerna.cz

El Palacio Adria otro de los ejemplos de que Praga es la ciudad de la arquitectura

Es como si Praga tuviera solo palacios y castillos, es que alberga tantos edificios históricos y de diferentes estilos que pertenecieron a las épocas monárquicas del país que los encontramos en muchas calles que ahora forman parte del centro de la ciudad.

Uno de estos palacios de Praga es Adria que fue terminado en el año 1924 y se ubica en la esquina de las calles Narodni trida y Jungmannova ulice, que es más conocida por tener un pasaje que la conecta ambas calles. El estilo de este palacio es rondo-cubista y fue elegido por los dos arquitectos responsables de su construcción que se aprecia especialmente en la fachada y la torre. Los arquitectos responsables de la construcción fueron Janák y Gočár que son considerados los mejores exponentes de los estilos cubitas y funcionales de la República Checa. El palacio tiene 3 plantas bajo tierra y 8 hacia arriba, separadas por alas. Fue reconstruido entre los años 1996 y 1997, actualmente es  sede de diferentes oficinas, departamentos y zonas comerciales. También cuenta con un club de teatro, una galería de arte y un bonito restaurante. La galería de arte realiza diferentes exposiciones temporales y actividades culturales como debates y concursos para alentar a los jóvenes talentos de pintura. Será otro interesante sitio para visitar en la ciudad, seguir enriqueciendo nuestro álbum de hermosos edificios y disfrutar de un delicioso platillo antes de continuar nuestras vacaciones. Foto Vía: Wikimedia Commons

Los 2 últimos lugares más lindos y menos visitados de Praga

Categorías: Destinos, Historia, Ocio, Turismo

Praga es una ciudad maravillosa, tiene tanta historia y monumentos en cada calle que hasta los recorridos turísticos más importantes, los pasan por alto.

Son al menos 5 rincones 3 de ellos cerca o dentro del Castillo de Praga que no son visitados por la mayoría de los turistas que llegan a la ciudad. Otro de los sitios menos concurridos pero de inigualable interés es Úvoz, que uno de los caminos más antiguos de la ciudad y que es pasado por alto por todos aquellos que transitan la calle Nerudova, a la que une con la calle Pohořelec. Si escapas al tránsito de los turistas caminando por Úvoz, prepara la cámara fotográfica para admirar los jardines de Strahov y la colina Petřín, de un lado, y del otro, bonitos edificios históricos que conservan símbolos de las residencias más antiguas. Llamará la atención una fachada que a primera vista nos recordará a una iglesia, pero es en realidad el edificio del antiguo hospital Santa Isabel y San Norberto, que actualmente está reconstruido como un hotel. Otra de las residencias que será interesante conocer es la Casa de la Columna de Piedra, también llamada Del Sol y la Luna. Esta casa fue residencia de las hermanas Marie y Zdeňka Kalašová, quienes como integrantes de la sociedad instruida solían invitar a su casa a importantes como Zeyer y Vrchlický. Luego de estas hermanas, fue residente en esta casa el fotógrafo Josef Sudek y de él se puede apreciar, actualmente, una exposición de sus obras en la galería ubicada en la planta baja. Desde Nedurova también podremos visitar las calles Jánský vršek y Vlašská, caminando los varios metros que cubren estas calles, también encontraremos interesantes construcciones, como la Iglesia de San Juan Bautista que fue construida en 1141 y subiendo una escapada escalera, llegaremos a la otra calle, donde buscando la Casa del Asno encontraremos un museo dedicado al Maestro Kelly, uno de los alquimistas más famosos del país, que supuestamente vivió en ese lugar. Foto Vía: Flickr por lomitas88