Disfrutar de una primera experiencia en crucero

 Viajero de crucero

Todo aquello que realizamos por primera vez nos ocasiona algo de estrés. Y con un crucero la cosa no es muy diferente. Hay que saber que todo se pone a disposición de los clientes para que disfruten de un tiempo único. Si llegamos por avión a nuestro punto de partida, un guía nos espera y nos conoce incluso antes de habernos presentado.

Normalmente nos indica con una gran sonrisa la dirección que debemos seguir para llegar a la lanzadera que nos conducirá al puerto donde está esperando el barco para nuestro crucero.

Una vez que llegamos al puerto, el personal del embarcadero nos dirige una vez más, hacia la taquilla de registro. Incluso si el idioma representa un handicap para nosotros, los encargados de este trámite nos ayudarán a presentar la documentación requerida y que acompaña el embarque.

Una vez que hemos puesto un pie en la cubierta del barco, tendremos la impresión de llegar a un mundo muy diferente. El personal de abordo nos indicará dónde está nuestro camarote, y responderá a todas nuestras preguntas e inquietudes, pero siempre con una inmensa sonrisa.

 Más información – El placer de viajar en crucero

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *