Domingo nostálgico de Feria

 

Hoy ya es Domingo de Feria, último día de esta fiesta que ha sido, sin duda, una de las mejores de los últimos años. Días eternos de sol, calor, buen ambiente, belleza a raudales en el recinto, y hermosos enganches se han podido contemplar en estos siete días que han pasado, como ocurre casi todos los años, volando entre las manos alzadas de las sevillanas.

Este fin de semana, a excepción quizás un poco del viernes, la Feria ha estado como se suele decir de bote en bote. El puente del 1 de mayo ha propiciado que el recinto ferial registrara llenos históricos. Casetas a reventar, el Paseo de las Palmeras un hervidero de gente, la zona de las atracciones, a pesar de los elevados precios, con toda la chiquillería al máximo.  Un fin de semana de lujo, engalanado con la presencia de grandes personalidades del mundo de la farándula, que no han querido perderse esta inigualable Feria, ni la corrida ayer de José Tomás, el genio de Galapagar. Que por cierto, cuajó una espléndida faena, cortando tres orejas, aunque tuviera un pequeño revolcón en el quinto toro. A pesar de todo, abandonó la arena por su propio pie, rumbo a la enfermería de la plaza.

Hoy domingo es el día del último paseo, es el día de tomarse unas tapitas en alguna caseta después de ver el paseo de los caballistas y los enganches. Despedirse de la Feria es también una nostálgica costumbre del buen feriante. Despedirse de la Feria y marcharse a eso de las 5 y media para Chapín, donde el Xerez se juega hoy ante el Alavés uno de los trenes más importantes que aún restan para la salvación.

Lo dicho, que ustedes lo hayan pasado en grande este año en el real. Ahora nos espera el Rocío, el próximo miércoles, y la Virgen en Almonte, en esa madrugada de rejas y algarabía, cuando todo parece detenerse a los pies de la Señora.

 

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *